Casi tres centenares de crímenes de ETA siguen sin resolver

Por El Nuevo Diario viernes 27 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- La banda terrorista ETA mató a 858 personas en 51 años, una historia sangrienta en la que las familias de 297 víctimas siguen sin conocer quiénes fueron sus asesinos, según un informe de la Audiencia Nacional española conocido hoy.

La Audiencia, competente para los delitos de terrorismo en España, cifra en 224 los atentados sin resolver y en 21 las causas reabiertas en una lucha contra el olvido y la impunidad que las víctimas ven con esperanza.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional revisa desde 2011 y a petición de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) y de otras asociaciones la situación de las causas penales sobre víctimas de la banda terrorista.

En su último informe actualizado, con fecha de 16 de enero, el fiscal jefe de la Audiencia, Javier Zaragoza, detalla que en 224 atentados -más de la mitad, 128, perpetrados entre 1978 y 1982- la justicia "no ha podido exigir" responsabilidades a los autores y/o cómplices.

No significa que todos esos crímenes hayan quedado impunes, sino que no han sido aún condenados todos los etarras que participaron en ellos, sea como autores materiales o colaboradores.

Precisamente, el hallazgo de pruebas e indicios ha permitido reabrir 21 sumarios.

En España un crimen prescribe a los 20 años de su comisión, pero el abogado Santiago Milans del Bosch ve "muy relevante" que la fiscalía haya argumentado que, si bien el atentado sí pueda estar prescrito, el delito de integración en banda armada no lo está en tanto que esa organización terrorista no desaparezca o sus miembros no la abandonen.

Con más escepticismo ven los investigadores de las fuerzas de seguridad que esta revisión de causas obtenga resultados, sobre todo en los atentados más antiguos, perpetrados en los años 80.

"Hubo una avalancha tal de crímenes durante unos años que no se daba abasto", reconocen a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, que también admiten que esta es la razón por la que se investigaba "bastante poco", lo que ahora hace "imposible" reabrir muchos casos porque los documentos son muy viejos y apenas contienen nuevas pruebas.

Van más allá las fuentes consultadas al opinar que solo si los etarras colaboraran sería posible esclarecer esos crímenes con el objetivo de dar satisfacción moral a sus víctimas.

El 20 de octubre de 2011 ETA difundió un comunicado en el que anunció que terminaba la lucha armada, aunque no se ha disuelto y mantiene un arsenal.