Carlos Peña pide al gobierno proteger símbolos patrios

Por El Nuevo Diario domingo 13 de octubre, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El aspirante a la presidencia de la República por el Partido Generación de Servidores, Carlos Peña, pidió al gobierno proteger los símbolos patrios ante lo que definió como una campaña sistemática de desarticulación de los emblemas constitucionales representativos del país.

Peña indicó en un comunicado que dicha campaña es promovida por instituciones públicas y privadas, sin que ningún organismo competente imponga el orden en ese sentido.

“Cada día vemos como instituciones del Estado y también privadas, colocan banderas en sus instalaciones sin el Escudo Nacional en su centro como lo establece la Carta Magna y las leyes de la República, lo que a todas luces representa una violación flagrante al ordenamiento jurídico dominicano y una afrenta a nuestra dominicanidad”, expresó Peña en un conversatorio en el Distrito Nacional sobre los símbolos patrios.

Carlos Peña entiende que de forma sutil y muy sistemática se han estado desconfigurando los símbolos patrios y llamó a todos los dominicanos comprometidos con el legado de Duarte y los demás padres fundadores de nuestra patria a estar vigilantes ante lo que él define como un atropello a nuestra identidad.

“Lo mismo ocurre con el Escudo Nacional, pues de manera permanente lo vemos sin la Biblia en el centro como lo ordena la Constitución de la República y de verdad que ya estamos pensando que mentes perversas se encuentran detrás de estas acciones, es por ello que exigimos a las autoridades que de manera responsable, hagan su labor de defender nuestra identidad dominicana”, enfatizó el exlegislador.

Es preciso recordar que Carlos Peña es el único dominicano que aun vive y haya realizado modificaciones a un símbolo patrio, pues fue él quien introdujo por primera vez la Biblia en la Constitución dominicana del año 2010 para que ésta esté en el Escudo Nacional y también con su propuesta se especificó la cita bíblica donde el sagrado libro judeocristiano estaría abierto, cosas éstas que nunca habían sido incluidas en la Carta Magna.

Anuncios