Carlos Martínez ambiciona el Cy Young y la Serie Mundial” en esta temporada

Por Carlos Luis Baron martes 31 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAN LUIS (AP).- Carlos Martínez ambiciona dos cosas para esta temporada. Una es un objetivo personal y la otra concierne a los Cardenales. “El Cy Young y la Serie Mundial", dijo el pitcher dominicano.

Lo que Martínez pueda rendir por esa primera meta seguramente impactará en la segunda, al igual que un repunte del resto de la rotación de San Luis — una cuya efectividad se disparó a 4.08 la pasada campaña luego de liderar la Liga Nacional con un 2.94 en 2015.

Los Cardenales encaran esta temporada con una abundancia de lanzadores abridores. Lance Lynn y Michael Wacha se reincorporan tras lesiones, uniéndose a establecidos como Martínez, Adam Wainwright y Mike Leake. Y si se toma en cuenta al novato Alex Reyes, se entiende que el manager Mike Matheny tantea la posibilidad de una rotación con seis pitchers.

"Experimentamos con todo", dijo Matheny. "No descartamos nada".

Para que San Luis vuelva al nivel de excelencia de 2015, es esencial que dos abridores demuestren en los entrenamientos de primavera que se han recuperado de los problemas físicos que provocaron que se perdiesen buena parte de la pasada temporada.

Lynn se sometió a una cirugía en el codo tras la campaña de 2015, una en la que registró foja de 12-11 con 3.03 de efectividad. El derecho de 29 años contabilizó 60 victorias para los Cardenales entre 2012-15.

El gerente general John Mozeliak dijo que Lynn pudo haberse sumado al equipo en el último mes de la pasada temporada, pero que los Cardenales prefirieron que se tomase toda la campaña para recuperarse y alistarse de manera normal en el receso de invierno rumbo a 2017.

A todas luces, el plan fue el correcto. Lynn asegura que estará en buenas condiciones para cuando San Luis inicie sus entrenamientos en Florida dentro de dos semanas.

"Es alguien competitivo, feroz en el montículo y súper agradable cuando no lo está", dijo Mozeliak. "Esa es una buena personalidad, y creo que tenerlo de vuelta como una pieza vital de este equipo será de gran ayuda".

El otro es Wacha. El derecho de 25 años acabó en la lista de lesionados en agosto por una inflamación en el hombro, y aunque pudo retornar al final de la campaña, terminó el año con marca de 7-7 y efectividad de 5.09. Un retroceso tras ser seleccionado al Juego de Estrellas en 2015, año en el que tuvo foja de 17-7 y 3.38 de efectividad.

Wacha se concentró en el receso de invierno a fortalecer el brazo para afrontar esta temporada. Matheny que todos los informes sobre su evolución han sido "positivos". Pero reconoció que el Wacha recupere su mejor versión "dependerá que ese hombro aguantará".

Wainwright no sufrió percances físicos de envergadura la pasada temporada tras perderse buena parte de la campaña de 2015 debido a una lesión del talón de Aquiles. Pero el derecho de 35 completó su peor campaña completa con San Luis — marca de 13-9 y efectividad de 4.62 en 33 aperturas. Bromeó que "reserve un año entero de buenos lanzamientos para este año porque no lancé para nada el año pasado".

Wainwright cedió la condición de as de la rotación a Martínez, con marca de 16-9 y 3.04 de efectividad la pasada temporada. El derecho de 25 años acumula 30 victorias para los Cardenales en los últimos dos cursos con los Cardenales, y es un fijo al frente de la rotación.

La salud y rendimiento del resto del personal, incluyendo a Leake en su segunda temporada con San Luis y Reyes en su primera completa, posiblemente definirán si los Cardenales podrán volver a una postemporada tras perdérsela por primera vez desde 2010.

"Se dice que siempre hay competencia (por los puestos) y que eso se resuelve tranquilamente", indicó Lynn. "Están felices de que tengamos a mucha gente capaces de muchas cosas y sabes que eso lo necesitas como lo vieron el año pasado".