Carlos Castillo habla de sus logros en seis meses al frente del consulado dominicano en NY

Por El Nuevo Diario Jueves 27 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.-Durante los primeros seis meses que tiene desempeñando sus funciones, el cónsul Carlos A. Castillo ha logrado impregnar más eficiencia, calidad y prontitud en los servicios y acercar el Consulado General de la República Dominicana a la comunidad.

Castillo ofreció la información durante un encuentro con periodistas y comunicadores, a quienes invitó para dar a conocer las principales obras y proyectos que hasta ahora se han desarrollado y que incluyen la remodelación de la planta física del consulado y el consulado al seno de la comunidad dominicana

Sostuvo que en muchos aspectos en su administración se está haciendo lo que nunca se había hecho, implementando medidas que redundan en beneficio de sus connacionales, siguiendo las instrucciones que le impartió el presidente Danilo Medina cuando a mediados de septiembre lo designó cónsul general en Nueva York.

En ese sentido, desde el inicio de su administración Castillo se reúne con los vicecónsules, encargados departamentales y empleados en general para dinamizar el trabajo y mejorar la calidad y eficiencia de los servicios que se ofrecen en la tramitación de documentos consulares a los contribuyentes, tanto en la sede del Consulado como en sus oficinas satélites en Pensilvania, Nueva Jersey y Connecticut.

A través de un cuestionario impreso que se distribuye entre los usuarios de los servicios consulares, éstos evalúan los mismos y al personal que los atiende, siendo ponderada la evaluación por los encargados de los distintos departamentos. “Queremos siempre ofrecer un servicio público de calidad y laborar con dedicación, ética, eficacia y eficiencia para una plena satisfacción de los dominicanos que acuden a su Consulado.

El ejecutivo ha puesto su oído para conocer las inquietudes de la comunidad, quejas y propuestas en torno a los servicios que ofrece el organismo, el Cónsul se ha reunido con los oficiales electos dominicanos en Nueva York. Algunos periodistas, incluyendo quien suscribe, también recordaron la gestión del cónsul Antonio ( Ronny) Martínez, quien puso en alto la misión consular dominicana.

Visita a presos

Las visitas a las cárceles federales y estatales tienen como objetivo conocer directamente de los reclusos sus situaciones, debido a que muchos se sentían desprotegidos al no disponer de recursos para pagarle a algún abogado para que los represente en las cortes y otros que esperan ser deportados sin antes ser llevados ante un juez que dé un veredicto sobre las acusaciones que se les formulan.

Entre los recintos penitenciarios visitados por Castillo se encuentran: Essex County Correctional Facility y Passaic County Jail, de Newark y Paterson, respectivamente, en el estado de Nueva Jersey, y el Centro Federal de Detención de Batavia, en Búfalo, Nueva York, donde logró la puesta en libertad de un dominicano que estaba en espera de deportación, el señor Tairón Luis Cabrera de 31 años de edad.

Viviendas

El cónsul Castillo dijo que la creación en el Consulado de la Ventanilla Ciudad Juan Bosch para facilitar a los dominicanos adquirir viviendas en el proyecto habitacional que ejecuta el Gobierno junto a compañías constructoras privadas en Santo Domingo y Santiago, ha sido una de sus principales medidas donde se ofrecen todas las informaciones necesarias sobre el proyecto.

“Quiero aprovechar este momento para convocar a las familias dominicanas residentes en los Estados Unidos para que aprovechen las facilidades que les ofrece el Gobierno que preside el licenciado Danilo Medina y adquieran sus viviendas en el proyecto que se inició en Santo Domingo y se extenderá a La Vega y San Francisco de Macorís, ya que serán financiadas a 20 años y a una tasa de interés fijo de 8% anual”, expresó.

Indicó que fueron exitosas las ferias promocionales de Ciudad Juan Bosch que se realizaron en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut por disposición del ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo

Inmigración

Sobre el particular, refirió que se reunió en la Sede Consular en dos ocasiones con representantes de organizaciones comunitarias, empresariales, educativas, culturales y defensoras de los derechos de los inmigrantes, para prevenir las consecuencias de las órdenes ejecutivas sobre migración que de una u otra forma afectan a la población inmigrante en EE. UU., donde se estima residen más de 1.3 millones de dominicanos.

“Aún mantenemos la campaña a través de boletines y otros medios para orientar e informar a los dominicanos sobre las prevenciones a tomar, como la de consultar a un abogado en caso de que hayan sido arrestados por algún motivo y vayan a viajar al extranjero, ya que de no hacerlo y emprender vuelo, a su regreso a territorio norteamericano podrían recibir una orden de deportación por casos pendientes o no con la justicia”, subrayó.

Esa campaña es realizada por el Consulado junto a la Coalición de Defensa de los Derechos de los Inmigrantes del Norte de Manhattan (NMCIR), dirigida por la abogada Ángela Fernández.

Como parte de las precauciones que deben tener los inmigrantes ante el endurecimiento de las leyes de inmigración y de seguridad fronteriza, Castillo coordinó a través de los departamentos de Visas y Protección y de Legal, a cargo del vicecónsul Tamayo Tejada y la doctora Niulka Paniagua, respectivamente, un diálogo abierto entre el director de Puertos de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en ingles) en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, Francis J. Russo y los oficiales José L. Cruz, Manuel Goico y Bryan Roe.

“No nos vamos a detener en ofrecer las informaciones y orientaciones necesarias tanto a nuestro personal como a los connacionales que usan los servicios que ofrecemos en el Consulado”, dijo al tiempo de subrayar que otros de sus colegas de la Coalición de Cónsules Latinoamericanos en Nueva York (CLACNY), presidida por la peruana María Teresa Merino de Hart, han tomado como ejemplo las iniciativas adoptadas por él sobre migración.

Por Ángel Berto Almonte