Cardenales y Carlos Martínez pactan por 51 millones y cinco años

Por Carlos Luis Baron jueves 2 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO.- Los Cardenales de San Luis y el derecho dominicano Carlos Martínez anunciaron una extensión de contrato de 51 millones de dólares y cinco años que incluye dos opciones del equipo que pudieran mantenerle en el club hasta el 2023.

El contrato incluye una bonificación y salario de 4,5 millones de dólares esta temporada y 11,5 millones los cuatro años siguientes, dijo a The Associated Press una persona familiarizada con el acuerdo. La persona habló a condición de preservar el anonimato porque los términos no fueron revelados.

Las opciones son de 17 millones de dólares para el 2022 y 18 millones al año siguiente, con un pago de 500.000 por la rescisión del contrato, lo que elevaría potencialmente el monto total a 85,5 millones.

En los últimos días de las negociaciones, lo único que se interpuso en el camino de la firma del contrato fueron centenares de kilómetros de océano. Los Cardenales estaban en su crucero anual por el Caribe, que concluyó el fin de semana.

"Mucha gente me preguntaba (en el crucero), pero yo no decía nada. No mencioné el contrato", dijo Martínez con una sonrisa. "Sólo dije que mis abogados y John (Mozeliak, el gerente general) estaban en negociaciones".

El contrato rompe el récord para un pitcher que está por primera vez en arbitraje. La marca anterior era de Corey Kluber, que pactó por cinco años y 38,5 millones en 2015 con los Indios de Cleveland.

Martínez, de 25 años, debutó en las Grandes Ligas con San Luis en el 2013, pero realmente estalló en la escena hace dos años, cuando terminó con marca de 14-7, con efectividad de 3.01 y fue seleccionado al Juego de Estrellas. El año pasado hizo 31 aperturas, con efectividad de 3.04, como as de la rotación. En cuatro temporadas con San Luis, tiene efectividad de 3.22.

"Este tipo de contrato es por el futuro", dijo Mozeliak. "Es sobre ganancias futuras, y cuando tienes a alguien de 25 años que puede ser agente libre a los 28, su palanca es diferente que alguien que se vuelve agente libre a los 32 y no tiene que ganar mucho en esos momentos. Carlos sintió que era importante hacer algo ahora".

Martínez dijo que el contrato es "algo con lo que siempre he soñado para mí, para mi familia, desde que era un niñito en la República Dominicana".

"Pensando en mi futuro, en mi edad, realmente pensé que ésta era una oportunidad que no podía desperdiciar", dijo. "Los Cardenales me la ofrecieron y me dije, ¿por qué no?".

Los Cardenales estaban listos para llevar a Martínez a arbitraje, con una audiencia programada para la semana próxima, tras fracasar las gestiones para un acuerdo de un año. Pero nunca dejaron de discutir una solución a largo plazo, incluso cuando Martínez zarpó para una semana en el mar, y los últimos detalles se limaron el lunes.

"Nuestra prioridad era encontrar una forma de llegar a un acuerdo de varios años", dijo Mozeliak. "Tratar de tener a Carlos en el uniforme de los Cardenales el mayor tiempo posible".

El abridor Michael Wacha es el único jugador en arbitraje aún no firmado por los Cardenales.

Mozeliak dijo que el contrato con Martínez ayudó a cambiar las fortunas de una semana difícil para los Cardenales, que tuvieron que ceder sus dos principales selecciones en la lotería de jugadores este año a Houston el lunes, además de pagar 2 millones de dólares en multas por un hacking en la base de datos y el correo electrónico de los Astros. El comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred también suspendió de por vida al ex ejecutivo de los Cardenales Christopher Correa por el delito. Correa cumple ya una sentencia de 46 meses de prisión.

"Obviamente, esta semana pasada ha estado llena de altibajos para nosotros", dijo Mozeliak. "Pienso que, en cierto nivel, estamos en la meta. Pero ahora vanos a concentrarnos en las negociaciones de arbitraje con el señor Wacha y ver si hay otros negocios posibles".