Cardenal de Nicaragua pide a católicos dar “la vuelta” a reformas electorales

Por EFE domingo 9 de mayo, 2021

EL NUEVO DIARIO, MANAGUA.- El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, pidió este domingo a los fieles católicos que den “la vuelta” a las recientes reformas a la Ley Electoral, y las transformen en “caminos de reconciliación”, de cara a las elecciones de noviembre próximo, en las que el presidente Daniel Ortega, al que la oposición califica de “dictador”, busca su tercera reelección consecutiva.

“Se han elaborado normas, leyes, que a veces pensamos que van a dividirnos, no, démosle la vuelta y transformemos esas leyes, esas normas, en caminos de reconciliación de paz, de amor, para todos los nicaragüenses”, dijo Brenes, en su homilía emitida desde su casa en Managua, debido a la pandemia de covid-19.

La mayoría sandinista de la Asamblea Nacional (Parlamento) y sus aliados, aprobaron recientemente unas reformas a la Ley Electoral que anulan la observación de los comicios para dar paso a la figura limitada del “acompañamiento”, inhibe a candidatos que aplaudan las sanciones internacionales contra Ortega y sus allegados, limita la financiación electoral y restringe derechos constitucionales.

También eligieron nuevos magistrados que en su mayoría pertenecen al oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), quienes de manera sorpresiva el viernes pasado emitieron un calendario electoral que establece el miércoles próximo como fecha límite para inscribir alianzas electorales, lo que deja poco margen para los planes de unidad de los opositores, quienes hasta ahora no se ponen de acuerdo.

La oposición de Nicaragua actualmente está dividida entre la Coalición Nacional, compuesta por cinco movimientos sociales y dos partidos políticos, y la Alianza Ciudadana, integrada por un movimiento social y el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), que se niega a reconocer al primer grupo como disidente.

“Cuando amamos nuestra soberbia, cuando amamos el odio, cuando amamos el descartar al otro, ese amor no es el amor de Cristo, no es fruto de estar unidos prácticamente a Cristo y al Padre Celestial”, señaló el purpurado.

Brenes agregó que “aun con las diferencias que podamos tener, las diferencias sociales, políticas, ideológicas, nos tenemos que examinar, ¿estamos verdaderamente amando al hermano y amándolo desde la persona de Jesús?”.

En lo que sí están de acuerdo los opositores es en que Ortega, quien gobierna nuevamente desde que retomó el poder en 2007, busca mantenerse en la Presidencia por cualquier medio, y que “solamente unidos” en una casilla podrán superar cualquier manipulación de resultados.

Las elecciones de Nicaragua están previstas para el 7 de noviembre próximo, en medio de una crisis sociopolítica que ha cobrado la vida de cientos de nicaragüenses, 122 son considerados “presos políticos”, y más de 103.000 han optado por abandonar el país, situación que no se observaba desde 1980 a 1990, también con Ortega en la Presidencia.

Las próximas elecciones serán claves para Nicaragua, ya que de estas dependerá si finaliza o se extiende el dominio casi absoluto de Ortega sobre la política local.