Características del ensayo científico

Por José Santana Guzmán

De pura lengua

“El ensayo es una cala, una avanzada, un tiento

 por el que se reconoce un terreno nuevo, inexplorado.”

(Arturo Souto)

¿Qué es ensayo?

Si rebuscamos minuciosamente en los diversos medios a los que tenemos acceso hoy día una definición de este concepto, no cabe duda alguna de que encontraremos centenares de ella. Sin embargo, en lo que concierne a este tratado, me voy a ceñir sólo a dos enunciaciones sobre la palabra ensayo, a saber:

En algunos diccionarios, como, por ejemplo, el de Webster, citado por Souto (1973), ensayo no es más que la “Composición literaria breve que trata de un solo tema, por lo común desde un punto de vista personal y sin intentar ser más completa”. En cambio, para otros autores como González (1997), citado por Bonales (2012), el ensayo es una composición literaria que tiene por objeto presentar las ideas del autor sobre un tema y que se centra, por lo general, en un aspecto concreto… (Bonales, 2012: 28).

Vistas estas dos definiciones generales del término ensayo, veamos ahora el concepto en cuestión, desde la perspectiva que nos ocupa, en este caso, desde el litoral científico propiamente dicho. En ese sentido, Bonales (2012), considera que el ensayo científico es la investigación profunda y seria de un tema del conocimiento que incluye, aportaciones propias, creativas y originales del autor; señala que, una vez documentado sobre el tema, el ensayista lo redactará, procurando hacerlo subjetivamente, esto es, expresando sus ideas y puntos de vista con un lenguaje sencillo y claro en forma de discurso o discusión. El autor añade, además, que el ensayista puede utilizar algunos recursos literarios tales como la comparación, la metáfora, la adjetivación y la antítesis. (Bonales, 2012: 32). Ejemplo: “…Porque ahora sí, únicamente regresaría a su país hecho despojos mortales, y esa última imagen, empinado sobre la baranda del vapor, extasiado en la arena roja que se dibujaba en la playa bañada por las aguas del atlántico, sería el alimento de su nostalgia de errante, hasta el 11 de mayo de 1946, día en que murió tomando el tren que lo llevaría a su clase en la Plata, Argentina”. (Andrés L. Mateo: ¿Por qué vino Pedro Henríquez Ureña en 1931? Ensayo)

¿Dónde se utiliza el ensayo?

En torno a esta interrogante, autores como Sánchez (2007) consideran que el ensayo es uno de los escritos que más se utiliza en la cultura moderna por los medios de comunicación, posiblemente porque es una fórmula flexible y abierta para exponer ideas o defender una tesis conceptual sobre cualquier tema desde varias ópticas. Destaca, asimismo, que el ensayo no se corresponde con un campo específico del saber, esto es, (puede aparecer ligado al periodismo, a la literatura, a la ciencia, a lo académico, a la política, a la economía, al mundo del deporte…) (Sánchez, 2007: 441)

Características del ensayo científico

Al igual que los demás géneros literarios, el ensayo científico posee unas características particulares que lo diferencian de las demás variedades, dentro de su clase. En tal sentido, Bonales (2012) nos ofrece algunas de ellas, las cuales expongo a continuación:

  1. a) es de estilo y destinado a lectores especializados.
  2. b) es de estilo literario, aunque trate temas científicos, culturales y artísticos.
  3. c) debe ser claro, sencillo y ameno. Contiene la opinión personal del autor en cuanto al tema tratado.
  4. d) puede estar dirigido a lectores no especializados, pero con cultura suficiente para interpretarlo.
  5. e) propone la difusión de determinadas opiniones sobre temas muy variados.
  6. f) puede ser biográfico y didáctico, y
  7. g) por lo general trata temas de actualidad. (Bonales, 2012: 33).

Criterios de elaboración de ensayos científicos

Hasta el momento no existe –por lo menos en nuestro país- un método específico para la elaboración de ensayos de esta naturaleza. Sin embargo, el doctor García Molina utiliza una serie de instructivos en sus cátedras, los cuales resultan de mucho beneficio para sus estudiantes. Asimismo, debido a su gran utilidad, he querido mostrarlos aquí junto a varios ejemplos que estoy seguro servirán de base para la redacción de otros ensayos por parte del lector-estudiante.

Entre los principales criterios a tomar en cuenta a la hora de elaborar un ensayo científico según García Molina están: en primer lugar, en el caso de un comentario a un documental o una película, éste deberá poseer un mínimo de extensión de cuatro a seis párrafos. Por tanto, en el primer párrafo, se debe destacar el título y la importancia del documental para la ciencia; así como su contextualización. De igual modo, debe contener el nombre del realizador o realizadores, el año de la producción, así como la duración y el lugar donde está disponible, el número de visualizaciones, etc. En otro orden, Molina sugiere que, si lo desea, el ensayista podría enunciar qué lo motivó a elegir ese documental. Asimismo, en los dos o tres párrafos siguientes, se sintetiza el contenido del documental (desarrollo del ensayo); y en uno o dos párrafos finales, se pondera el valor del mismo para la ciencia y para la humanidad; a seguidas se establece algún vínculo con la asignatura (conclusión). (García, Molina. 2018: Instructivo para el comentario de un documental científico)

18/06/2021

Por José Santana-Guzmán

Comenta