Características de los Fondos de Pensiones

Por José Núñez Miércoles 3 de Mayo, 2017

Los Fondos de Pensiones o Patrimoniales siempre son gestionados por Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), que son dependientes de los bancos en sus diferentes modalidades, y en nuestro país están reguladas por ley a través de la Superintendencia de Pensiones (SIPEN).

Un Fondo Patrimonial, es una modalidad de ahorro e inversión que preserva de manera permanente, fondos existentes derivados o por ingresar a la institución.

Estos recursos (los Fondos de Pensiones) que presentan un crecimiento exponencial cuando se cuantifican globalmente, tienen además otras características muy particulares y que generalmente parecen más debilidades que fortalezas del Sistema de Pensiones en el país y en cualquier otra nación.

Lo expuesto anteriormente está sustentado en las siguientes situaciones que se presentan en el día a día en este ambiente de las pensiones de los empleados públicos y privados. Veamos:

Deben aportar 360 cuotas en un mínimo de 30 años, ya sea ininterrumpidamente o por escala, o con pausas, para tener la opción de recibir los pagos mensuales de dicha pensión, pero los beneficios de este ahorro de un mínimo de tres décadas, usted lo va a tener en promedio por 10 ó 15 años, ya que el promedio de vida en el país ronda los 74 años.

Si le deposita fondos a tú Patrimonio en la AFP te garantiza una mayor pensión, pero no se toma en cuenta para incrementar la cantidad de cuotas.

Si posee fondos de pensiones y deja de laborar, tiene que esperar hasta después de los 60 años para poder reclamar en vida estos recursos, y también tener tres meses sin cotizar. Inclusive, se está discutiendo insistentemente aumentar la cantidad de años para poder solicitar estos recursos al caer en cesantía.

Cuando no se está laborando, independientemente de que, por el patrimonio que posee, los intereses generados estén por encima de la cuota a aportar, esto no es tomado en cuenta para considerarlo como aporte de cuotas.

 

Las leyes por pagos de los intereses al patrimonio de los miembros de las AFP poseen más tendencias en favorecer a los gestores de estos recursos (las AFP y a los Bancos) que a los propietarios de los mismos.

En este negocio de los Fondos de Pensiones, quienes se arriesgan y aportan todo el dinero, es decir, los miembros o afiliados que cotizan, son quienes pueden perderlo todo.

En sentido general, la gran mayoría de los afiliados que están cotizando y los que tienen fondos patrimoniales en las AFP, viven en condiciones precarias por sus estatus de empleado y obrero o desempleado, mientras quienes las gestionan con relación a éstos, su nivel de vida está muy por encima.

Si usted no busca sus informaciones y les da seguimiento a las mismas, los esfuerzos de las AFP por entregarles sus balances mensuales, semestrales y anuales no son los más efectivos, y sus esfuerzos aparentan ser mínimos.

Hay cientos de miles de afiliados que no tienen idea de sus balances disponibles en los Fondos de Pensiones, imagínese usted si van a saber lo que puede reclamar y cuando deben hacerlo, por esta situación mucho menos saben los herederos de éstos sus derechos y deberes. Estas son las causas de los bajos niveles de los reclamos (menos de la mitad) cuando fallece el afiliado con fondo patrimonial.

Si una AFP negocia, se asocia o vende sus acciones, ciertamente la SIPEN juega un rol en todo el proceso y en la decisión final, conjuntamente con la Superintendencia de Bancos y la Junta Monetaria, pero los afiliados con fondos patrimoniales se informan del cambio casi siempre después de consumado.

Para usted cambiarse de AFP puede hacerlo cuantas veces le plazca, pero eso sí, debe esperar por lo menos un año para ejecutar el cambio de Administradora o Gestora de su Fondo de Pensiones o Patrimonial.

 

Ahí están algunas de las características de este sistema de reparto, del cual dependerá la estabilidad económica y social de la vejez de sus afiliados con derechos a reclamos. Usted fórmese su propia opinión final al respecto.