Candidato a “número 2” de la Justicia de EEUU enfrenta preguntas sobre Rusia

Por El Nuevo Diario martes 7 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON.- El candidato a "número 2" del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Rod Rosenstein, enfrentó hoy duras preguntas de los senadores sobre sus planes para investigar la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de noviembre pasado.

Los legisladores interrogaron a Rosenstein durante una audiencia de escrutinio en el Comité Judicial del Senado, que estudia su nombramiento como vicefiscal general.

La audiencia suscitó gran interés debido a que, si es confirmado, Rosenstein se convertirá en el máximo responsable de la investigación sobre Rusia, pues la semana pasada el fiscal general, Jeff Sessions, anunció que se apartaba de las pesquisas después de que salieran a la luz sus reuniones con el embajador ruso en Washington.

Los demócratas y algunos republicanos, como el senador por Iowa, Chuck Grassley, preguntaron hoy a Rosenstein sobre sus contactos con la legación rusa en Washington.

"¿Ha tenido algún encuentro con miembros del Gobierno ruso?", preguntó Grassley a Rosenstein, quien respondió: "no recuerdo ninguno de esos encuentros".

No obstante, Rosenstein dijo que durante su carrera como fiscal general de Maryland, puesto que ha ocupado desde 2005, ha hablado con abogados y jueces de naciones extranjeras en numerosos eventos y es "totalmente posible que hubiera allí funcionarios rusos".

Ante las preguntas de los legisladores, Rosenstein aseguró que no ha hablado en ningún momento sobre la investigación a Rusia con Sessions.

El propio Sessions no reveló durante una audiencia en el Senado los dos encuentros que mantuvo con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, durante la campaña presidencial.

Los demócratas temen que el Gobierno de Donald Trump boicotee la investigación que abrió su antecesor, Barack Obama, sobre la supuesta intervención rusa en las elecciones de noviembre para dañar con ataques cibernéticos a la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, y favorecer a Trump.

Por eso, hoy presionaron a Rosenstein para que se comprometiera a designar a un fiscal independiente sin relación con Trump para investigar los supuestos nexos entre el presidente y el Kremlin.

Sin embargo, el nominado no se comprometió a nombrar a un fiscal independiente y dijo que "no era consciente" de ninguna razón para inhibirse de la investigación, aunque insistió en que no conoce los hechos particulares del caso porque no forma parte aún del Departamento de Justicia.

En su intervención inicial, Grassley, que preside el Comité Judicial del Senado, consideró que cualquier debate sobre el nombramiento de un fiscal independiente es "prematuro" porque Rosenstein tiene la experiencia necesaria para supervisar investigaciones delicadas.

Rosenstein cuenta con el apoyo de legisladores demócratas y republicanos y es percibido como una figura independiente debido a que siguió ejerciendo como fiscal general de Maryland bajo el mandato del expresidente Barack Obama, aunque fue George W. Bush quien le nombró para ese puesto en 2005.

Además, un grupo de 127 antiguos fiscales nombrados por presidentes demócratas y republicanos enviaron hoy una carta al Comité Judicial del Senado para respaldar a Rosenstein.

Apple Store Google Play
Continuar