Canciller valora persistencia de arqueóloga dominicana

Por El Nuevo Diario martes 15 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El ministro de Relaciones Exteriores encabezó este martes la conferencia “En Busca de la Tumba de Cleopatra y Marco Antonio en Egipto”, pronunciada por la arqueóloga Kathleen Martínez, de la que dijo se ha aprendido “una gran lección que aporta la persistencia para alcanzar una meta, por muy pretenciosa que parezca, cuando se parte de una actitud correcta”.

En su exposición, desarrollada en el auditorio del Instituto Superior de Formación Diplomático y Consular de la Cancillería, la también abogada Martínez ofreció detalles de sus logros en las excavaciones realizadas en Egipto, entre los que figuran haber hallado un cementerio con más de 200 momias y la expectativa de encontrar la tumba de Cleopatra.

La actividad fue coordinada por la dirección de Diplomacia Especializada del Mirex,  en el marco del programa de diplomacia científica, que dirige el arquitecto kalil Michel.

Según el canciller Vargas, con su conferencia, la investigadora arqueológica “nos sumerge en un mundo mítico, de tesoros momificados escondidos por miles de años, desde mucho antes de nuestra civilización, y de las miles de historias tratando de descubrirlos”.

Destacó  “la persistencia de una mujer caribeña tratando de hallar esos tesoros con una extraordinaria inversión de tiempo y recursos, empeñada en lograr lo que pudiera ser el hallazgo más fabuloso de la arqueología mundial después del descubrimiento de la tumba del Rey Tutankamón, el 28 de octubre del año 1925 del siglo pasado”.

Dijo que,  como resultado de la investigación de la doctora Martínez, ahora se conoce una nueva Cleopatra, la que no sólo dominó al interior y al exterior de su reino, sino que también le demostró sus condiciones, creando el calendario egipcio vigente todavía, que establece el año de 365 días.

“Esta joven dominicana tuvo la valentía de presentarse ante el doctor Zahi Hawass, presidente del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto -compuesto por cien científicos musulmanes de visión femenina restrictiva-, a los que planteó una tesis revolucionaria y logrando milagrosamente el permiso de excavación, para convertirse en la única latinoamericana en obtener ese privilegio”, afirmó el canciller Vargas.

 

La expositora

La expositora dijo que desde pequeña tuvo la ilusión de ser arqueóloga e ir a Egipto porque tenía la idea de que la tumba de la reina Cleopatra y Marco Antonio estaba en un lugar en las afueras de Alejandría.

Refirió que decidió viajar a la tierra de los faraones a seguir sus sueños. Agregó: “muchos creían que desde esta nación era imposible que una persona tuviera la oportunidad de trabajar arqueología en Egipto, precisamente por ser dominicana”.