Canadá, la UE y 11 países se comprometen a modernizar la OMC

Por EFE jueves 25 de octubre, 2018

EL NUEVO DIARIO, Toronto (Canadá).- Canadá, la Unión Europea (UE) y once países más se comprometieron este jueves a fortalecer y modernizar la Organización Mundial del Comercio (OMC), durante una reunión en Ottawa en la que abordaron la reforma de este organismo creado en 1995.

Los participantes en el encuentro, al que no fue invitado Estados Unidos, expresaron en el comunicado final su “claro y fuerte apoyo al sistema de comercio multilateral basado en normas”, y subrayaron “el papel indispensable” que la OMC desempeña para garantizarlo.

Además, manifestaron su preocupación por “el aumento del proteccionismo” y las crecientes tensiones comerciales “vinculadas con grandes cambios en el panorama global de comercio”.

Aparte del anfitrión, Canadá, a la cita en Ottawa asistieron Australia, Brasil, Chile, Corea del Sur, Japón, Kenia, México, Nueva Zelanda, Noruega, Singapur, Suiza y la UE.

Las autoridades canadienses invitaron a esos países al entender que todos comparten las mismas ideas generales para la reforma de la OMC, que atraviesa un momento de crisis en parte por las políticas comerciales de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

En el comunicado final, los participantes en la reunión establecieron una hoja de ruta con tres puntos para avanzar en las conversaciones en los próximos meses, empezando por un próximo encuentro fijado para enero de 2019.

Ese plan se basa en el desbloqueo del sistema de resolución de disputas de la OMC, que actualmente está paralizado por la lentitud de EE.UU. para designar a los miembros del Órgano de Apelación de la organización.

En su nota, los doce países y la UE destacaron que “el sistema de resolución de disputas es una columna central de la OMC”.

La hoja de ruta también señala la necesidad de “vigorizar” la función negociadora de la OMC y aboga por concluir las conversaciones sobre los subsidios a la pesca en 2019.

El comunicado también indicó que es clave para la relevancia de la OMC “responder a los problemas económicos y comerciales modernos, y abordar temas pendientes y no concluidos”.

Otro punto de la hoja de ruta es el “fortalecimiento del control y transparencia de las políticas comerciales de los países miembros de la OMC”.

Al terminar la reunión, el ministro canadiense de Comercio Internacional, Jim Carr, declaró en una rueda de prensa que están “estableciendo el marco para un impulso más constructivo en torno a medidas reales para la reforma”.

Carr admitió que la reforma de la OMC no será posible a menos que dos países importantes en materia comercial, como EE.UU. y China, se incorporen al proceso.

“Reconocemos que estamos en el proceso de establecer la mesa para un esfuerzo mayor, ampliándolo a todos los miembros, y que el esfuerzo debe incluir a Estados Unidos y China”, añadió el ministro canadiense.

Por su parte, el director general de la OMC, Roberto Azevedo, aseguró en una entrevista a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, que su principal prioridad para reformar la organización es “que el Órgano de Apelaciones funcione de forma apropiada”.

“Estados Unidos ha bloqueado el nombramiento de miembros del Órgano de Apelación por sus preocupaciones con el mecanismo de apelaciones y más específicamente el trabajo realizado por el Órgano de Apelación”, añadió Azevedo.

El director general del organismo dijo que si dicho órgano no funciona “va a dañar de forma significativa el sistema”, y advirtió de que no se están produciendo avances en el problema.

Azevedo lamentó que Washington no esté proponiendo cambios al Órgano de Apelación para desatascar la situación: “Es un monólogo en estos momentos”, declaró.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar