Campo del US Open encierra historia infausta

Por Associated Press lunes 12 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO.- El hombre que imaginó la posibilidad de transformar un campo donde pastaban las vacas en una sede potencial del prestigioso US Open, verá esta semana cómo aquel sueño se convierte en realidad.

Lo hará mediante un televisor, desde su celda en una prisión ubicada a 40 millas (64 kilómetros) de Erin Hills.

Steve Trattner, de 55 años, era programador de software, y su pasión por el golf lo llevó a relacionarse con un empresario millonario del área de Milwaukee, Bob Lang. Lo convenció de echarle un ojo a los terrenos de una finca en la zona centro-oriental de Wisconsin, donde la glaciación derivó en una orografía caprichosa.

Lang, quien había soñado durante años en construir un campo de golf, se enamoró del lugar y compró los terrenos. Pero luego perdió millones de dólares en obras de construcción, y se vio obligado a vender la propiedad que había adquirido 11 años atrás.

Al final, se cristalizó la visión de que el campo de Errin Hills fuera sede del US Open. Y la existencia de este campo descartó la idea de que la sede de un torneo major necesita décadas de sucesos relacionados con el golf para contar con una historia que llama la atención.

“Fue algo cercano a una obsesión para él”, dijo Lew Wasserman, abogado de Trattner, acerca de lo que sentía su cliente por este campo. “Le dedicó la vida”.

Necesitado de dinero, Lang apresuró la apertura del campo al público en 2006. Apenas siete meses antes, Trattner comenzó a enfrentar formalmente un cargo de homicidio imprudencial en primer grado por la muerte de su esposa, Sin Lam. Purga actualmente una condena de 35 años de prisión.

Trattner contempla la posibilidad de apelar, tras no declararse culpable ni inocente y señalar que no contó con una defensa adecuada durante las primeras audiencias. Wasserman coincide en que buena parte de las evidencias fue mal manejada u omitida.

De acuerdo con la denuncia penal y otros documentos presentados ante la corte, Trattner peleó su esposa, quien le había solicitado el divorcio. La mujer recibió supuestamente varios puñetazos, y su cabeza se golpeó repetidamente contra el piso.

“Él usó puso las manos alrededor del cuello de ella, hasta que dejó de moverse”, señala la denuncia.

Wasserman afirma que hay evidencias de que Lin buscó apoderarse de varios cuchillos antes de ser estrangulada.

“¿Es este un caso perfecto de legítima defensa? Tal vez no”, reconoció el abogado. “Pero ése no es el tema… estamos abordando el hecho de si él recibió la asistencia legal apropiada para declararse culpable o inocente de un homicidio imprudencial en primer grado”.

El Centro Correccional de Waupaun, donde se encuentra Trattner, rechazó la solicitud de The Associated Press para entrevistar al preso, argumentando “preocupaciones sobre el impacto que ello causaría en la familia de la víctima”.

Pero en entrevistas anteriores, Trattner ha dicho que, si puede, mirará el US Open.

“Es tristemente irónico”, opinó Wasserman. “Sin los esfuerzos de Steven Trattner, no existiría Erin Hills.

En cuanto a Lang, estaría presente esta semana en Erin Hills, pero sin ninguna función oficial en el torneo. Con todo, se enorgullece del proyecto que creó, pese al costo personal y profesional.

“Nadie ha construido un campo de golf específicamente para el US Open”, destacó durante una entrevista reciente con Now Media Group.

Apple Store Google Play
Continuar