Campaña electoral

Por Persio Maldonado miércoles 26 de octubre, 2022

El pleno de la Junta Central Electoral (JCE) tiene la difícil tarea de reducir los excesos a los dirigentes y a los partidos políticos en sus esfuerzos para las elecciones de 2024.

Es complicado porque las normas con que cuentan los miembros del organismo electoral resultan ambiguas o poco efectivas para ejercer esa coerción.

Además, porque la línea que separa el trabajo partidario con una campaña es confusa de definir. Los partidos hacen las leyes que los regulan y por lo regular no se colocan camisa de fuerza.

La JCE debe torear y en ese sentido todo cuanto haga es válido para reducir los excesos que puedan cometer las organizaciones.

Pero debe centrarse en organizar las elecciones. Y procurar recursos a tiempo.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar