Camino a Emaùs!

Por Rafael Feliz Viernes 10 de Febrero, 2017

Lucas; 24;13-15

Y he aquí dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaùs que estaba a sesenta estadio de Jerusalén.

Sucedió que mientras hablaban y discutían entre si Jesús mismo se acerco y caminaba con ellos…

Emaus (fuentes de agua tibia) Era una aldea donde Jesús se reveló a dos de sus discípulos la tarde del día de su resurrección.

El médico Lucás afirma que estaba ubicada a unos sesenta estadio de Jerusalén, es decir aproximadamente a unos 11 Kilómetros de Jerusalén, mientras estos dos discípulos hablaban camino a Emaùs de la muerte y crucifixión de Jesús, quizás ellos pensaron que ya todo había acabado ahí y que Jesús no resucitaría.

Ellos hablaban y comentaban camino a Emaùs, que Jesús fue un profeta más, que sanaba los enfermos, libertaba a los cautivos de corazón y del alma y sobre todo daba la salvación del alma. Aun Jesús caminando con estos discípulos hacia Emaùs, ellos no veían que el maestro estaba caminando con ellos, porque sus ojos estaban enfocado en el problema.

Así nos pasa en el camino de la vida, quizás no vamos a Emaùs (a las fuentes de aguas tibias). Pero si transitamos por los caminos de la vida, con el propósito de tener mejor vida para nuestra familia, pero en ese caminar hacia nuestro Norte, enfrentamos, problemas, todo tipo de crisis,

Dolor y enfermedades y aveces pensamos ¿Dónde está Dios?

Y lo que no sabemos es que Jesús, esta caminando a nuestro lado, Mientras transitamos los caminos de este mundo y no vemos a Jesús porqué nuestra mirada esta enfocada en los problemas.

Si enfocamos nuestra mirada en Jesús, la carga será menos pesada.