Cambio política migratoria en Estados Unidos inquieta pero no desvela a la India

Por El Nuevo Diario jueves 9 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA DELHI.- Los posibles cambios en la política migratoria de Estados Unidos, donde decenas de miles de informáticos indios trabajan para empresas tecnológicas, inquietan pero no desvelan a la India, un semillero de profesionales de las tecnologías de la información al que no le faltan pretendientes.

De las aulas de las universidades indias han salido los hoy responsables de Google, Microsoft, Nokia o Adobe, y en ellas se siguen formando profesionales que por miles viajan cada año a EEUU para trabajar en las empresas del sector tecnológico.

Pero el polémico decreto antiinmigración y varias iniciativas legales del Gobierno de Donald Trump para cambiar el régimen de visas en ese país ha despertado la alerta en el sector tecnológico estadounidense y en el país asiático.

Casi un centenar de compañías de EEUU, entre ellas Apple, Facebook, Google y Microsoft, presentaron la semana pasada un escrito legal contra el decreto antiinmigración de Trump.

En la India inquieta en particular una reforma presentada en el Congreso por el Gobierno de Trump sobre el régimen de visa H-1B, conocida popularmente como "visa de trabajo", que permite a compañías estadounidense contratar temporalmente a informáticos y especialistas indios.

De acuerdo con datos del Departamento de Estado, en 2014 EEUU expidió 161.369 visados de este tipo. De ellos, 101.800 fueron para indios.

El proyecto de la Administración Trump prevé que la H-1B solo sea aplicable a quienes vayan a cobrar como mínimo 130.000 dólares anuales, frente a los 60.000 dólares actuales.

Shivendra Singh, vicepresidente de la Asociación Nacional de Compañías de Software y Servicios de la India (Nasscom), se mostró cauto con una norma que, puntualizó, aún ha de pasar el trámite parlamentario, pero subrayó a Efe que este asunto no es migratorio sino de oferta y demanda.

Singh explicó que las compañías se enfrentan a una gran falta de personal tecnológico altamente cualificado, por lo que todas ellas "contratan localmente y salvan el problema trayendo personal con visados de corto plazo".

La propuesta de reforma de los visados "no considera la causa del problema, que es la altísima falta de oferta" de mano de obra cualificada en EEUU, dijo Singh.

"Subir el límite del salario no te posibilita encontrar a la gente con capacidad, porque no la hay" ni en Estados Unidos ni en el resto de países, añadió.

Aunque las autoridades indias han expresado preocupación y la ministra de Industria y Comercio, Nirmala Sitharaman, indicó esta semana que están "siguiendo de cerca el desarrollo" de este asunto, por el momento la inquietud no llega al ámbito educativo.

S. Ramachandram, vicerrector de la Universidad Osmania, que cuenta entre sus graduados al hoy CEO de Adobe, Shantanu Narayen, indicó a Efe que un endurecimiento de las visas sería una medida "regresiva".

"Estados Unidos es conocido como la tierra de las oportunidades, en ese sentido encuentro la medida como un paso muy regresivo", consideró Ramachandram, quien, no obstante, no ve en ello un impedimento para que los profesionales indios sigan teniendo oportunidades incluso en las mismas compañías estadounidenses.

Recordó que las principales compañías tecnológicas tienen operaciones en Bangalore (sur), conocida como el Silicon Valley indio.

"Estas compañías se han vuelto globales y trabajan en la India también, tienen oficinas en la India, tienen estudiantes indios en la India y seguirán teniendo estudiantes indios", aseveró.

Balachandra, jefe del Departamento de Tecnología de la Información y la Comunicación del Instituto Tecnológico de Manipal, que cuenta entre sus estudiantes ilustres con el actual jefe de Microsoft, Satya Nadella, y el de Nokia, Rajeev Suri, dijo a Efe que todavía no han sentido ninguna inquietud "ni entre los estudiantes ni en los sectores afectados".

Explicó que muchos indios van a Estados Unidos para cursar estudios superiores y algunos se enrolan allí en empresas, hasta que regresan.

Singh recordó que las compañías indias de servicios trabajan para el 75 % de las 500 empresas de la revista Fortune y que mantienen operaciones en Europa, China y Japón, entre otros.