Cambiemos la historia

Por Germán Martínez viernes 31 de marzo, 2017

Es muy difícil, cuando no imposible, sostener que los movimientos sociales que han surgido en el país no están directa o indirectamente patrocinados por políticos, y para más daño de la oposición al gobierno.

Los candidatos a la Presidencia de la República igualmente marchan, o marchan los suyos y eso resta a un movimiento social que debe llamar a preocupación a los del gobierno y los de la oposición porque pueden ser arrastrados por un pueblo harto de corrupción, de inseguridad ciudadana, de falta de medicina y hospitales, de trabajo y salarios decentes mientras del Litoral gobierno y partidos se ve opulencia y afán de volver al poder para resolver los problemas suyo y de los suyos, y eso está dando fuerza a un creciente descontento que todos debemos procurar frenar, y principalmente los que gobiernan y los partidos políticos que serán arrasados por las olas del descontento si no se plantean soluciones a largo y mediano plazo.

No todo es mentira ni invento de la oposición, Danilo Medina es más inteligente que sus partidarios que quieren hacerle creer eso, por lo que debe actuar.

Y no todo es malo ni es culpa del gobierno como quieren hacer creer la oposición que debe jugar su rol, pero lejos de un movimiento que no debe permitir ser usado y arrastrado por los que han sido igualmente responsables de impunidad y de grandes actos de corrupción.

Cambiar la política y los políticos, reinventarse o perecer es algo que oí en los labios de José Francisco Peña Guaba, y creo que urge comenzar a trabajar en pos de ser por lo menos más inteligente y mejor intencionada que esa parte del poder que ha perjudicado al gobierno en su engreimiento y en su actuar todopoderoso, y en esa oposición ciega por el poder que no han podido lograr unos y recuperar otros y que amenaza seriamente la democracia que con tanta sangre derramada nos dimos los dominicanos.

Comenta