¡Camarada Selman, que te vaya bien!

Por Matías Vizcaíno sábado 24 de agosto, 2019

Arbitrariamente y en contra posición al llamado del Presidente cuando  dijo: ¨sangre nueva¨, el camarada Selman no hace lo propio, y renuncia.  Quizá, porque no comulga con el ¨danilismo¨ o, no puede ver de lejos un ¨turno al bate¨ en el ¨leonelismo¨.

El anuncio que hizo Ernesto Selman –y miembro del Comité Central del PLD- de no seguir militando en dicha parcela política ¨deja mucho que desear¨.  No es fácil imaginarse la multiforme de la cara que tomó el presidente del Partido de la Liberación Dominicana, profesor Leonel Fernández, cuando Selman le entregó la Carta de Renuncia y, poco después, motivó su dimisión en los medios de comunicación.

El sistema político de América Latina está de ¨capa caída¨, ¨está cómo cuándo suena la campana, todos los partidos en desbanda¨, cómo un barco en alta mar ¨sin timonel¨ y de los ¨intereses grupales¨ ni hablar, cada uno [j]hala para su lado.  Este lastre es de pleno conocimiento por cualquier mortal en República Dominicana.  Por lo tanto, la dimisión de un miembro un partido político para irse a otra agrupación semejante es normal.  Lo extraño a todo esto es que Ernesto Selman a sabiendas del déficit de principios y la escasez que persiste de valores patrios en los partidos políticos dominicanos, (él) tome la postura de ¨brazos caídos¨ y, ¡no más!

El renunciante hizo una rueda de prensa sólo para anunciar que dejará su militancia en el PLD y del Comité Central, y no hizo dicha convocatoria a los medios de comunicación para decirle al país cuál sería la nueva forma de emprendimiento de hacer política social en la República Dominicana y la región a los fines de encauzar el sistema político tradicional a la conversión de un Estado de Bienestar Social, y que sus militantes y activistas se encuentren verdaderamente con el pueblo y sus orígenes.

Sin embargo desaprovechó tan deseado ¨turno al bate¨ limitándose solamente  a decir lo que todo el mundo hace tiempo que sabe: el PLD “ya no es el partido desde el cual se podría consolidar la obra de Juan Pablo Duarte, con instituciones fuertes, la ética y la transparencia, como  enseñó Juan Bosch” (y yo le agrego: para caminar contra impunidad y la corrupción de Marcha Verde, para caminar en la lucha del 6% por la educación, para caminar a favor del 5% de la salud, para caminar en grandes multitudes en todas partes y rincones de la nación dominicana para volver a la consigna del apóstol profesor Juan Bosch: ¨Servir al partido para servir al pueblo¨).

Entonces, ¡camarada Selman, que te vaya bien!

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar