Cámara de Cuentas, mucha Corrupción y poca Transparencia

Por Euclides Marmolejos Báez jueves 22 de junio, 2017

El art. 248 de la Constitución nos habla del control externo y establece que la Cámara de Cuentas es el órgano superior de control fiscal de los recursos públicos, que cuenta con autonomía administrativa, jurídica, presupuestaria y operativa; además tiene la responsabilidad de examinar las cuentas generales y particulares del país, mediante auditorías, estudios e investigaciones.

Además, la Ley No. 10-04 de la Cámara de Cuentas de La República Dominicana de manera específica en su art. 56 sobre el Desacato de los servidores públicos, establece “todo funcionario o empleado público que se niegue a prestar su colaboración para dar cumplimiento a la ley o que se niegue a acatar las disposiciones que esta ley confiere a la Cámara de Cuentas será culpable de desacato…” y continúa diciendo “ sancionado con prisión correccional de 6 meses a 2 años y multas de 20 a 50 salarios mínimos”.

Es bueno recordar cuales son las funciones de esta institución, las herramientas que les confiere la ley y las sanciones que podrían aplicar en aquellos funcionarios públicos que aún no han depositado su declaración jurada de bienes; y que a todas luces demuestran con sus hechos que le importa poco y desacatan la autoridad.

Resulta irónico y hasta contradictorio que exista en la actualidad: 8 de 32 senadores y 81 de 190 diputados sin presentar su declaración jurada de bienes (según datos del portal de la Cámara de Cuentas); irónico porque deberían ser los primeros en respetar y cumplir las leyes que ellos mismo aprueban.

Imaginen ustedes cómo estarán las demás dependencias del gobierno y los ayuntamientos; la corrupción siempre encontrará tierra fértil en aquellas autoridades incapaces de asumir su rol con valentía, integridad, responsabilidad, imparcialidad y compromiso exclusivo con la ley y la verdad.

Hoy más que nunca nuestra sociedad clama por hombres y mujeres capaces de declararle la guerra a todo aquel que se considere por encima de la Ley. Hoy más que nunca se necesita una cámara de cuentas activa, enérgica, dinámica y comprometida en transparentar el manejo de los fondos públicos.

Hoy más que nunca nuestra sociedad pide, exige, reclama y está muy vigilante de la responsabilidad y del accionar de los 5 jueces que conforman la Cámara de Cuentas. Que la impunidad y la corrupción de los funcionarios le gane la batalla a la transparencia es una responsabilidad de los jueces de la Cámara de Cuentas.

Yo me pregunto para mis adentros ¿Qué espera la cámara de cuentas para accionar? ¿Por qué no publican el listado de los funcionarios que aún no cumplen con la ley? ¿Por qué tanta burocracia absurda y tecnicismo barato cuando se trata de aplicar la ley en beneficio de la transparencia? ¿Existirá la voluntad más allá del discurso? Que respondan los hechos.

Euclides Marmolejos Báez
@EuclidesMarmolejos

Apple Store Google Play
Continuar