Cámara baja de Florida rechaza debatir proyecto contra armas de asalto

Por EFE miércoles 21 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO, MIAMI.- La cámara baja del Congreso de Florida desoyó hoy las peticiones en favor de restringir la venta de armas de fuego surgidas tras la matanza en una escuela secundaria del estado, al negarse a debatir un proyecto de ley para prohibir las armas semiautomáticas.

Setenta y un representantes votaron en contra de debatir el proyecto HB 219, presentado en octubre pasado por el representante demócrata Kionne McGhee, y 36 a favor.

En la cámara se encontraban algunos sobrevivientes de la matanza perpetrada por un joven de 19 años con un fusil de asalto en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland (sur de Florida) el pasado 14 de febrero, que no pudieron ocultar su decepción y dolor por el resultado de la votación.

Un centenar de alumnos y profesores de esa escuela viajaron hoy desde Coral Springs, ciudad vecina a Parkland, hasta Tallahassee, la capital del estado, para presionar a los congresistas a actuar con el fin de evitar que las armas de fuego enluten más escuelas del país.

Diecisiete personas, 14 alumnos y tres profesores, perdieron la vida el día de San Valentín en la escuela Marjory Stoneman Douglas por los disparos indiscriminados del exalumno Nikolas Cruz, quien fue detenido ese mismo día y está en prisión acusado de 17 asesinatos premeditados.

Sheryl Acquaroli, de 16 años y alumna de dicha escuela, que hoy asistió a la votación, afirmó a CNN que la próxima muerte causada por disparos de un fusil AR-15, como el utilizado por Cruz, caerá sobre la conciencia de los 71 legisladores que hoy votaron no a que la propuesta de prohibir las armas de asalto contenida en el proyecto HB 129 siguiera su trámite parlamentario.

La matanza en Parkland ha desatado un movimiento juvenil a favor de limitar el acceso a las armas que ha tomado el nombre de Nunca Más y que ha convocado una gran manifestación para el 24 de marzo en Washington.

En junio de 2016 49 personas fueron asesinadas a tiros en una discoteca gay en Orlando por un estadounidense de origen afgano, Omar Mateen, quien dijo que actuaba en nombre del Estado Islámico antes de morir por disparos de la policía.

En enero de 2017 Esteban Santiago, un exmilitar de origen puertorriqueño con problemas psiquiátricos, disparó a las personas que esperaban el equipaje en el aeropuerto de Fort Lauderadale con un arma que llevaba en una bolsa de viaje que acaba de recoger y mató a cinco.

Fue detenido sin oponer resistencia y aguarda juicio en prisión.

Apple Store Google Play
Continuar