Cámara baja de EEUU promete asistencia a Puerto Rico

Por Associated Press viernes 13 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — El presidente de la cámara baja estadounidense Paul Ryan se comprometió el viernes a garantizarle a Puerto Rico el dinero que necesite para que se recupere de la devastación causada por el huracán María.

El legislador republicano hizo su anuncio después de efectuar un recorrido en helicóptero por las zonas de desastre y presenciar lo que describió como las “terribles condiciones” que muchos habitantes enfrentan en numerosas partes de la isla.

Ryan, que encabeza una delegación de congresistas, se reunió con funcionarios y representantes de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) por primera vez desde que María causó estragos en toda la isla como un poderoso huracán Categoría 4.

“Nuestro corazón está con el pueblo de Puerto Rico”, declaró el legislador posteriormente a la prensa en San Juan. “Lo que hemos visto hoy aquí confirma que se trata primero y ante todo de un desastre humanitario”.

El congresista subrayó que la Cámara de Representantes que él preside aprobó esta semana una iniciativa de ayuda de emergencia por 36.500 millones de dólares para enfrentar los desastres en Puerto Rico, Texas y Florida debido a la reciente racha de tormentas.

Ryan señaló que trabajará con las autoridades de la isla y el gobierno de Trump sobre una asistencia a largo plazo.

La tormenta causó la muerte de al menos 45 personas y dañó o destruyó decenas de miles de casas. Alrededor de 90% de Puerto Rico continúa sin energía eléctrica y 40% sin servicio de agua potable.

Ryan dijo que lo impactaron la “devastación generalizada” en localidades del interior y los relatos de los alcaldes de las comunidades que quedaron aisladas del resto debido a la caída de puentes.

“Todos estamos en esto con los demás en el largo plazo para garantizar que esta isla sobreviva, que este es un sitio hermoso para criar una familia”, señaló.

Los comentarios de Ryan contrastaron con los del presidente Donald Trump, quien señaló el jueves en tuits que el gobierno federal no puede enviar asistencia “para siempre” y dejó entrever que la isla, que es territorio estadounidense, era la responsable de sus dificultades financieras.

El presidente cambió de tono el viernes y dijo a los habitantes de Puerto Rico que “siempre” estará con ellos.