Cámara Baja aprueba aplazar elecciones municipales en Brasil por pandemia

Por EFE miércoles 1 de julio, 2020

El Nuevo Diario, Brasil.– El pleno de la Cámara de Diputados de Brasil aprobó este miércoles, en primera de dos votaciones, la enmienda constitucional que aplaza por seis semanas la primera vuelta de las elecciones municipales en Brasil, prevista para comienzos de octubre, por la crisis de la pandemia del coronavirus.

El texto principal de la enmienda fue aprobado por 402 votos a favor y 90 en contra de los diputados federales brasileños en una reunión plenaria virtual y aplaza desde el 4 de octubre hasta el 15 de noviembre la primera vuelta de las elecciones para renovar alcaldes y concejos en los 5.570 municipios del país.

La segunda vuelta de las elecciones municipales, necesaria en las 92 ciudades del país con más de 200.000 electores en las que ninguno de los candidatos obtenga mayoría absoluta en la primera votación, fue aplazada desde el 25 de octubre hasta el 29 de noviembre.

La enmienda ya fue aprobada en dos vueltas por el plenario del Senado por lo que tan solo necesita de una segunda votación en la Cámara Baja, inicialmente prevista para este mismo miércoles, para convertirse en ley.

El texto aprobado en la Cámara Baja no sufrió modificaciones con respecto al que pasó por el Senado, por lo que tras la segunda votación podrá ser automáticamente promulgada por el Congreso y entrar en vigor.

El amplio apoyo al aplazamiento de las elecciones sorprendió a los propios dirigentes partidarios debido a que la enmienda sufría la resistencia de varios legisladores, que eran presionados por los actuales alcaldes en sus reductos electorales.

Los alcaldes rechazan el aplazamiento debido a que las finanzas públicas se están debilitando cada vez más por la crisis económica generada por la pandemia y entre más se aplacen las elecciones menos recursos tendrán para obras y proyectos.

Los legisladores aprovecharon la votación para intentar introducir otras modificaciones a la ley electoral, pero todos los intentos fueron abortados.

Entre las alteraciones que algunos diputados intentaron introducir destacaron la que transforma en facultativo el actual voto obligatorio en Brasil y la que recreaba el derecho de los partidos a varios minutos de propaganda obligatoria en las redes nacionales de radio y televisión.

El aplazamiento de los comicios busca evitar posibles aglomeraciones en los actos de campaña electoral en medio de la pandemia, lo que puede agravar la crisis sanitaria en Brasil, que ya es el segundo país con más muertes (más de 60.000) y más contagios (1,4 millones) por coronavirus en el mundo.

Las elecciones solo fueron aplazadas por pocas semanas debido a que los actuales alcaldes tienen que entregar el cargo el 1 de enero de 2021 y un aplazamiento mayor exigiría extenderles el mandato, algo a lo que se opone la mayoría de los legisladores.

La enmienda aprobada prevé que en caso de que cualquiera de los 27 estados del país no tenga condiciones sanitarias para realizar las elecciones en noviembre, por el posible aumento del número de casos de coronavirus o el colapso de su sistema hospitalario, las elecciones tendrán que ser aplazadas nuevamente, pero por un decreto legislativo.

En cualquiera de los casos, la definición de los alcaldes no puede pasar del 27 de diciembre. EFE

Apple Store Google Play
Continuar