Caficultores demandan plan estratégico para recuperación del sector

Por El Nuevo Diario lunes 1 de octubre, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- En el Día Internacional del Café decenas de caficultores y caficultoras se congregaron en Parque Iberoamericano para demandar el desarrollo de un plan estratégico que permita la recuperación del sector y la apertura hacia los mercados internacionales.

En una actividad denominada “Un café por una política pública para el café dominicano”, las familias productoras de café brindaron la tradicional bebida a los y las transeúntes, al tiempo en leyeron un manifiesto reclamando que el Estado fije precios para el café acorde con los mercados internacionales.

“Los precios locales han sido, durante toda la historia, un caramelo envenenado, manejados para hacer desaparecer las pequeñas empresas cafetaleras y las asociaciones, como sucede en estos momentos, que se pagan hasta 70 dólares por encima del precio internacional para que la clientela extranjera no pueda acceder al café dominicano”, declaró Meraris Sánchez, integrante de la Confederación Cafetalera Dominicana (CONCAFED).

Asimismo, dijo que hace falta dotar al café dominicano de certificaciones que le añadan valor y lo hagan atractivo para los mercados internacionales.

A pesar de que el sector comienza a recuperarse luego de la afectación dejada por la roya, la CONCAFED entiende que el plan de recuperación que se ejecuta desde el Estado carece de sostenibilidad, por no basarse en análisis técnicos de las variedades plantadas con respecto a la demanda de los mercados internacionales.

“Por lo que una vez satisfecha la demanda del mercado local, en donde el monopolio pone el precio y no el Estado, se corre el riesgo de repetir lo ocurrido en años pasados, cuando el precio de recolección estaba por debajo del precio de venta”, expresó Sánchez.

La confederación reclamó un programa de investigación de las variedades importadas antes de seguir con la siembra y multiplicación de semillas que no se sabe cómo se comportarán en nuestro medio ambiente dentro de unos años, además de la aplicación de un paquete tecnológico que garantice los primeros tres años de inversión en las fincas beneficiarias.

“Se ha abandonado la caficultura tradicional y la investigación en variedades que llevan más de 30 años en el país por la importación de semillas de otros países, lo que da a entender que más que el interés de los cafetaleros prima el negocio de la compra”

Esta actividad es parte de Café Quisqueya: Proyecto binacional para la difusión de buenas prácticas agrícolas y el Apoyo a la implementación de Programas Nacionales de

café con mecanismo de adaptación al cambio climático ejecutado por Oxfam con el financiamiento de la fundación Lavazza.

Anuncios