Buscan elevar calidad de vida estudiantil en microcuencas sur y norte

Por El Nuevo Diario jueves 14 de junio, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tres microcuencas en las que interviene el programa social Cultivando Agua Buena, del Ministerio de Energía y Minas (MEM), serán beneficiadas con un reforzamiento de la alimentación escolar involucrando a productores de agricultura familiar como suplidores.

Con ese objetivo fue suscrito un memorando de entendimiento entre el MEM, el Instituto de Bienestar Estudiantil (Inabie), el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) y los socios de Cultivando Agua Buena la Fundación Sur Futuro y la Asociación para el Desarrollo (Apedi).

Las instituciones se plantean –mediante un esfuerzo conjunto- tomar decisiones que impactarán en la calidad de vida de cientos de niños y jóvenes escolares en las microcuencas Río Grande o del Medio, en Bohechío; Río Maimón, en Monseñor Nouel y  Arroyo Gurabo, en Santiago.

Entre los objetivos por los que trabajarán las entidades, el memorando de entendimiento cita la creación y mejora de infraestructura de cocina, comedor y abastecimientos de servicios básicos en las escuelas, que aseguren la elaboración y consumo de alimentos en un ambiente de  inocuidad, higiene y seguridad.

Asimismo, implementar huertos escolares con fines alimenticios y pedagógicos, así como crear un sistema de contratación de suplidores locales del Programa de Alimentación Escolar Sostenible (PAES), que maneja el Inabie, entre otras iniciativas.

El memorando fue suscrito por el ministro Antonio Isa Conde, en representación del MEM; René Arturo Jáquez,  director ejecutivo del Inabie; Olgo Fernández, director del Indrhi; Melba Segura de Grullón, presidente de Sur Futuro y Saúl Abreu, director ejecutivo de Apedi.

Isa Conde resaltó que el eje del acuerdo es atacar la pobreza, que es, a su juicio, el peor enemigo de la preservación del medioambiente, y estimular la producción alimentaria en zonas vulnerables como las microcuencas hidrográficas, con un efecto multiplicador que se reflejará en la calidad de vida.

Por su lado, Jáquez manifestó que la sinergia entre las instituciones suscribientes mejorará el programa de alimentación estudiantil en los citados lugares, involucrando también a los padres, a los maestros y a los productores en una lógica ganar-ganar.

Apple Store Google Play
Continuar