¿Qué busca el CP, Ley de Partidos y Régimen Electoral o reforma constitucional?

Por José Peña Santana miércoles 14 de febrero, 2018

El Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana PLD, después de debatir durante un largo tiempo sobre la inconstitucionalidad o no, de una ley que establezca la obligatoriedad a los partidos y agrupaciones políticas de realizar primarias abiertas para la escogencia de sus candidatos a cargos de elección popular, ha remitido la responsabilidad al organismo competente.

El Congreso Nacional, ahora tiene el encargo de decidir, si primarias abiertas con el voto universal o cerradas con el voto de los miembros militantes de cada organización política. Dentro de sus atribuciones habrá de  observar siempre  el artículo 277 de la Constitución de la República  que  establece: “Que todas las decisiones judiciales  tomadas con anterioridad a la proclamación de la Constitución de 2010, especialmente las dictadas en ejercicio del control directo de la constitucionalidad por la Suprema Corte de Justicia, que hayan adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada no son sujeta de revisión.”

Al presidente del Partido de la Liberación Dominicana, le han querido indilgar que tiene preferencias por el voto cerrado de los militantes, que busca sea consignado en la ley la modalidad de primarias cerradas, nosotros sabemos que no está aferrado a eso y que su única preocupación en ese sentido es que no sea violentada la Constitución; por tanto, los legisladores de la nación que son los  que han de crear la ley de partido y agrupaciones políticas, son los garantes de cumplir y hacer cumplir la Constitución, por lo cual juraron al asumir sus funciones.

La decisión del Comité Político del partido de gobierno de dejar en libertad a sus congresistas decidir sobre la ley de partidos y de régimen electoral, conlleva consigo los cabildeos para completar una mayoría de votos y lograr inclinar la balanza por el lado que entiendan le conviene a los inquilinos del Palacio Nacional, que por demás codician extender el contrato de ese alquiler sin medir las consecuencias que han de afrontar esas pretensiones. A tal punto, (según un articulista de un importante periódico matutino) que un miembro de ese alto organismo partidario fue capaz de increparle al presidente de la organización: “La de querer dividir el partido al ignorar  decisiones tomadas por mayoría”, a lo que el presidente hubo de contestar de manera enérgica y directa.

Partiendo de ese tipo de actitudes y comportamientos irreverentes es que  hay quienes perciben que tal desprendimiento es una estratagema con el ulterior propósito de modificar la Constitución para quitar el “nunca jamás” e instaurar la modalidad de primarias abiertas en la ley que han de instituir; de no ser que procedan violentarla en base al alegato de alguien que dice que las decisiones que esboza el 277, “no son sujeta de revisión judicial; y sí, se puede presentar como pieza legislativa”. Es evidente que se pretende violentar la Constitución, al intentar extinguir de la misma, el referido artículo 277, cuya medida provocaría ser atacada por inconstitucional. Lo que es igual que llevar la decisión final a la cancha del Tribunal Constitucional.

Esto nos lleva a hacer el pronóstico de que se quiere fraguar una nueva reforma a la Constitución, (no que se logre materializar) donde se justifique constitucionalmente las primarias abiertas y de paso, dejar abierta también y quizás para siempre la reelección presidencial y, empujar al presidente Danilo Medina a una aventura reeleccionista que sin dudas llevaría al Partido de la Liberación Dominicana PLD, directo a la oposición.

 

Anuncios

Comenta

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar