Brasil registró superávit comercial récord en marzo pese a veto a sus carnes

Por admin lunes 3 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, BRASIL.- Brasil registró en marzo un superávit de 7.145 millones de dólares en su balanza comercial, el mejor resultado para este mes desde 1989, pese al veto impuesto por algunos países a sus carnes tras el escándalo desatado por el descubrimiento de una red que adulteraba el producto.

El saldo positivo en la balanza comercial del mes pasado superó en un 61,25 % el de marzo de 2016 (4.431 millones de dólares) y fue el mayor ya registrado para el tercer mes del año desde que el indicador comenzó a ser medido con los actuales criterios, en 1989, informó el Ministerio de Desarrollo, Comercio Exterior y Servicios.

El superávit récord de marzo elevó el acumulado en los tres primeros meses de 2017 a 14.424 millones, con un crecimiento del 72 % con respecto al registrado en el primer trimestre de 2016 (8.388 millones de dólares).

De acuerdo con el boletín del Ministerio, las exportaciones brasileñas en marzo sumaron 20.085 millones de dólares, con un crecimiento del 20,1 % frente al mismo mes del año pasado, mientras que las importaciones se ubicaron en 12.940 millones de dólares, con un avance del 7,1 % en la comparación a marzo de 2016.

El promedio diario de exportaciones subió desde 859,6 millones de dólares en febrero hasta 873,3 millones de dólares en marzo pese a las restricciones a las importaciones de carnes brasileñas.

Las exportaciones de carnes bovina, porcina y de pollo de Brasil sumaron en marzo pasado 1.113 millones de dólares, por encima de los 1.021 millones de dólares del mismo mes del año pasado.

Ello pese a que una veintena de países, entre los cuales importantes compradores como China, Hong Kong y la Unión Europea (UE), impusieron restricciones temporales a las importaciones de carnes brasileñas tras descubrirse a mediados de mes que una mafia de productores sobornaba a fiscales sanitarios para poder vender o exportar productos cuyo plazo de validad ya vencido o que estaban sin condiciones aptas para el consumo.

La mayoría de los países que impuso las sanciones las levantó pocos días después o tan sólo las limitó a las plantas investigadas luego de que el Gobierno brasileño lanzara una intensa campaña diplomática para explicar que el escándalo tan sólo afectaba a un mínimo de productores y de fiscales.

Pese al escándalo, las ventas al exterior de carne de pollo subieron desde 511 millones de dólares en marzo del año pasado hasta 517 millones de dólares en marzo de 2017 y las de carne de cerdo desde 99 millones hasta 138 millones de dólares en el mismo período.

Sin embargo, los embarques de carne bovina cayeron desde 411 millones de dólares en marzo de 2016 hasta 404 millones de dólares el mes pasado.

Brasil, el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo y el cuarto en el segmento de la de cerdo, teme que el escándalo provoque millonarias pérdidas en el sector.

Según los datos del boletín de la balanza comercial, las exportaciones que más crecieron en marzo fueron las de hierro, con una subida del 186,7 % con respecto al mismo mes de 2016; hidrocarburos (170,9 %), caucho sintético (111,9 %), semimanufacturas de hierro y acero (109,3 %), vehículos de carga (67,1 %), azúcar refinado (51,5 %), automóviles de pasajeros (47 %), carne porcina (33,4 %) e soja en grano (15,6 %).

El año pasado Brasil obtuvo un superávit comercial récord de 47.690 millones de dólares, su mejor resultado para un año desde que el indicador es medido con los actuales criterios y más de dos veces superior al superávit de 2015 (19.690 millones de dólares).

El Banco Central brasileño prevé para 2017 también un nuevo saldo positivo, aunque inferior al del año anterior, que sitúa en unos 44.000 millones de dólares, con exportaciones por 195.000 millones de dólares e importaciones por 151.000 millones de dólares.