Brasil cancela un evento previo a la cumbre de la ONU sobre cambio climático

Por EFE martes 14 de mayo, 2019

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO.- El Gobierno brasileño canceló un evento regional de la ONU que el país tenía previsto acoger en agosto y que serviría como preparación de cara a la Cumbre del Clima de 2019 (COP25), que se celebrará en Chile.

El Gobierno Federal argumentó que “no tenía sentido” realizar la reunión en Brasil si la cumbre no se va celebrar en el país, según explicó este martes a Efe André Fraga, concejal de Medio Ambiente de Salvador, la capital del estado de Bahía (nordeste) donde se iba a celebrar el evento.

Según Fraga, el Ministerio de Medio Ambiente expuso que la reunión prevista en agosto está “más centrada en Organizaciones No Gubernamentales”, por lo que “no tenían interés en acoger su celebración”.

La Semana Latino-americana y Caribeña de la Semana del Clima es uno de los actos preparatorios organizado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y estaba programada para tener lugar entre el 19 y 23 de agosto en la ciudad brasileña de Salvador.

Desde el Gobierno municipal, califican esta decisión como algo “muy malo” porque, según explica el concejal, la realización del acto era “una oportunidad, sobre todo para la ciudad, de exponer todo el trabajo llevado a cabo en materia de cambio climático”.

“La ciudad pierde… pero también el país pierde la oportunidad de liderar la transición climática”, comentó el edil, para quien Brasil debería encabezar esta transformación debido a “sus dimensiones y riquezas”.

Según Fraga, el gigante suramericano está “perdiendo el tiempo” al “negar la agenda del clima” en este proceso.

Con la nueva negativa, el Gobierno Federal pierde la última oportunidad de vincularse con la COP25 antes de su celebración, que finalmente se llevará a cabo en Santiago (Chile), después de renunciar en diciembre del año a ser la sede de la propia conferencia mundial, tal y como había sido escogido.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó esta polémica decisión al poco de ser elegido presidente, bajo el argumento de que la celebración costaría hasta 500 millones de reales (unos 130 millones de dólares).

Bolsonaro, en el poder desde el pasado 1 de enero, también ha sido criticado por expertos y parte de la sociedad civil por sus decisiones en estos primeros meses de Gobierno en materia de medioambiente.

La semana pasada, todos los exministros de Medio Ambiente vivos desde el fin de la dictadura, menos el actual, firmaron un manifiesto de crítica a la gestión del actual Gobierno de Jair Bolsonaro, al que acusan de querer un retroceso de más de tres décadas para el país en materia medioambiental.

La crítica del grupo de exministros giró en torno al “vaciado sistemático” de la cartera de Medio Ambiente a través de la transmisión de sus competencias.

Al respecto, el concejal de Medio Ambiente de Salvador confesó no ser capaz de evaluar la gestión del actual Gobierno en dicha materia, puesto que este “no ha dicho cuál es su gran proyecto”.

“Sólo han comunicado una agenda genérica, en la que la prioridad sería la agenda urbana, pero el cambio climático es agenda urbana, así que se contradicen”, criticó el edil.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar