Botello, el caudillo del 30 %, llevará otra protesta al Congreso, pero “pacífica”… Sin embargo, ¿qué sucederá?

Por Ling Almánzar lunes 8 de febrero, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El diputado reformista Pedro Botello, erigido como un caudillo de los trabajadores en la lucha por el 30 % de los fondos de pensiones, está decidido a encabezar una nueva protesta ciudadana en los alrededores del Congreso, a pesar de que la última desató violencia y disturbios.

De hecho, hoy mismo definió como “irreversible” la manifestación convocada para el 27 de febrero frente al Congreso, a fin de exigir una vez más la devolución de los fondos.

Ese día, el presidente Luis Abinader comparecerá ante la Asamblea Nacional para rendir cuentas ante la Asamblea Nacional, con motivo del 177 aniversario de la Independencia Nacional.

El legislador se mantiene firme y sólido en su llamado a la rebeldía ciudadana, acaudillando una causa que por momentos agoniza. Pero él, insistente y desafiante, no deja que su bandera de lucha caiga en el olvido y, dispuesto a arriesgar el pellejo, se lanza una vez más a la liza.

Y quizás lo más impresionante: Botello protesta contra sus propios compañeros y en el mismo escenario donde ocupa una curul. Claro, él tiene inmunidad parlamentaria y en el fondo dirige una causa justa y merecida, lo que le ha permitido sortear obstáculos y superar amenazas de sanción.

Sin embargo, su lucha da traspiés y se tambalea, a pesar de que en otros países ya fue aprobada en beneficio de muchos. La gente está fuertemente golpeada por una agresiva crisis que ensombrece los bolsillos y encarece aún más la vida diaria. Se espera, así, que el grito ciudadano sea más fuerte cada vez, elevado por miles de personas.

El 27 de febrero será otra prueba de fuego para Botello y su legión de seguidores. Para la ocasión, su tono se ha vuelto más sereno y apacible pero igualmente irrenunciable:

“Es una actividad irreversible. Nosotros venimos a acompañar al presidente de la República y a pedirle que se una con nosotros en esta lucha. Bajo ningún concepto estamos llamando al desorden ni al caos ni a dañarle un evento tan solemne en el cual yo voy a participar también”.

El congresista promete que no habrá desorden ni caos, sino una manifestación pacífica pero ardiente. Sin embargo, la última manifestación fue un delirio con explosiones violentas, un herido y vidrios rotos. Esto hace pensar en fuertes medidas de seguridad y en un impenetrable cordón policíaco-militar para resguardar la investidura presidencial.

Hay otra razón para pensar en incidentes: dirigentes del PRM también se manifestarán en apoyo al presidente, que será el protagonista de la ocasión. Así, dos fuerzas se enfrentarán allí: el oficialismo y la oposición, en un pulso social que elevará la temperatura política. Finalmente, ¿qué sucederá?

¿La indisciplina del caudillo?

Puesto en la picota pública por graves acusaciones de indisciplina, Botello excusa su protagonismo abrazado a la causa, y se atreve -incluso- a decir que no ha transgredido reglamento alguno. Así, asumiendo la conciencia del caudillo, se erige como tal y desafía las posibles sanciones:

“Conmigo no pueden hacer nada, porque yo no he violentado el reglamento de la Cámara, pero para mí sería un alto honor que me sancionen por representar al pueblo en el cumplimiento de mis responsabilidades; sería yo el primer diputado sancionado por cumplir con el ejercicio de representación, unas atribuciones que me confiere la Constitución conjuntamente con la fiscalización y la legislación”.

“Un pueblo que tiene una persona que ha estado llevando su lucha y que sabe cuáles son sus necesidades, no como un grupo que está en el ascensor”.

El parlamentario no solo se defiende, sino que hasta atribuye la violencia desatada a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP):

“Aquí todo el mundo sabe de dónde vienen esos desórdenes, aquí todo el mundo sabe que eso está patrocinado por las AFP. Las AFP están patrocinando un grupo de personas antisociales para que entren a los eventos pacíficos que hemos estado organizando, precisamente para calificarlos de eventos violentos y de desorden en el Congreso. Todo eso está dirigido por las AFP, con el objetivo de desacreditar la lucha”.-

 

Apple Store Google Play
Continuar