Borrell equipara a Rusia y China por su “compleja realidad”

Por EFE jueves 18 de noviembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, BRUSELAS.- El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, afirmó este jueves que puede definir la situación con Rusia y con China con las “mismas palabras” porque representan “la misma compleja realidad”.

“Podría utilizar las mismas palabras porque es la misma compleja realidad”, señaló Borrell en un panel de la Cumbre Empresarial Europea celebrada en Bruselas.

El jefe de la diplomacia comunitaria explicó que, “guste o no, Rusia no va a desaparecer, está ahí, es un gran poder. Económicamente no tan grande, el PIB ruso es más o menos el mismo que el de Italia, un poco más que España”.

“Pero es uno de nuestros mayores abastecedores de energía, el 40 % nuestro gas viene de Rusia. Es un gran socio. Y hay problemas que no se pueden resolver sin la participación de Rusia”, advirtió.

Como ejemplo citó la gestión del Ártico, el cambio climático, la proliferación nuclear, el pacto nuclear iraní o la situación en Oriente Medio.

“Hay que implicarse en muchos asuntos con Rusia, por nuestro interés. Al mismo tiempo, es también un competidor y, en algunos casos, un rival”, apuntó.

Sobre China, Borrell indicó que “podemos decir las mismas cosas, pero depende de la dosis” en que se mezclen los elementos que les caracterizan, comentó.

“El resultado final depende de la proporción de cada uno de esos elementos en la dosis”, dijo, y recordó que está precisamente en la dosis la “diferencia entre una medicina y un veneno”.

Borrell recordó que cuando llegó al cargo hace dos años dijo que los europeos habían sido “bastante ingenuos respecto a China” y reconoció “alegrarse” ahora al ver que “líderes europeos muy relevantes” vienen a decir lo mismo.

El político español sí que admitió la “preocupación” en el seno de la UE por “las noticias desde la frontera ruso-ucraniana”, donde Kiev asegura que Moscú está acumulando tropas.

“En medio del verano de 2021 también estuvimos preocupados por la gran cantidad de tropas rusas haciendo ejercicios cerca de la frontera ucraniana. Esto puede volver a pasar”, apostilló.

Sobre la tensión con Bielorrusia, al que Bruselas acusa de utilizar a migrantes en su frontera con la UE para ejercer presión política, Borrell dejó claro que ya durante el verano se detuvo el flujo de migrantes procedentes de Irak hacia Kiev y alertó de que ahora vienen sobre todo del centro de Asia.

La UE está trabajando con los países de origen de estas personas para evitar que sean trasladadas en avión a la capital bielorrusa y, de ahí, llevadas a la frontera europea para fomentar su paso irregular, una operación que asegura que está orquestada por el régimen de Alexandr Lukashenko.

Borrell no consideró esa situación una “guerra”, porque por definición “requiere a dos partes combatiendo”, pero dijo que “sí podemos utilizar el término amenaza híbrida”.

“No es un proceso migratorio”, señaló, sino una situación “creada” con la intención de plantear problemas a los países europeos.

El alto representante comunitario también se refirió a la “Brújula Estratégica”, los planes que ha planteado a los Estados de la UE para que el bloque asuma más “responsabilidad” en el ámbito de la defensa.

“Yo propongo pero son los países los que tienen la capacidad de decisión (…) Francamente, no sé cuál será el nivel de ambición, pero espero que sea alto”, destacó.

Borrell dijo estar “completamente convencido de que no hay alternativa a la OTAN para la defensa territorial”, pero a su vez subrayó que nada impide que la UE pueda contar con capacidades militares más fuertes.

Reconoció estar “trabajando mucho mejor” con el Gobierno de Joe Biden en Estados Unidos que con su predecesor, Donald Trump, pero abogó por que Europa no sea tan dependiente en el ámbito de la seguridad y asuma su “parte de responsabilidad”.

Aseguró que no se trata de crear un ejército europeo sino de aunar capacidades y “evitar duplicaciones”.

Por último, auguró que la próxima coalición del Gobierno alemán, formada por socialdemócratas, liberales y verdes, “entenderá mucho mejor de lo que estamos hablando”.

“A veces la gente cree que los partidos verdes no están muy a favor de ningún tipo de esfuerzo militar. Pero creo que, verdes o no, la media de los ciudadanos europeos siente ciertamente que viven en un mundo inseguro”, concluyó.

Apple Store Google Play
Continuar