“Black Panther”: El lado afrofuturista de Marvel

Por Yasser Medina viernes 23 de febrero, 2018

EL NUEVO DIARIO.- La historia de Pantera Negra es una de las más relevantes de la edad de plata de las historietas, puesto que es el primer superhéroe de tez negra en la narrativa histórica de los cómics estadounidenses. Creado por Jack Kirby y Stan Lee, el superhéroe proyectaba paralelismos con figuras de peso social en una época en la que apenas desaparecía la segregación racial, generando una imagen políticamente correcta de la persona de color que se despedía de los estereotipos. Desde entonces, el legado del protector de Wakanda ha crecido porque, en efecto, presenta un perfil que engrandece el significado de la cultura africana en el mundo, mostrando que estas vidas importan.

La película “Black Panther”, dirigida por el director afroamericano Ryan Coogler (“Fruitvale Station”, “Creed”), se mantiene fiel en todo momento a ese discurso alegórico que endurece al afroamericano frente a la dominación, y quizá por eso la he disfrutado, a pesar de que me ha resultado predecible. No me importan para nada los recovecos de la fórmula de tres actos, pues la primera aparición de Pantera Negra en el universo del cine de Marvel me ha entretenido. Me han gustado los personajes, las decentes secuencias de acción y la falsa utopía que dibuja a Wakanda como la mayor potencia tecnológica del planeta, algo que adorna con un disfraz de afrofuturismo el amplio contraste de desigualdad social y pobreza que existe en África.

En Wakanda, una nación ficticia escondida en las profundidades de unas montañas africanas, los ciudadanos viven en paz, disfrutando de las posibilidades que ofrece el vibranium para sustentarse. El vibranium es uno de los metales [ficticios] más preciados, el cual ha caído en Wakanda desde tiempos ancestrales, y lo utilizan para desarrollar una tecnología altamente avanzada, impidiendo así que caiga en las manos equivocadas. Allí, T’Challa (Chadwick Boseman), se prepara para ser proclamado como el nuevo rey. Pero la aparición de Ulysses Klaue (Andy Serkis) y de Erik Killmonger (Michael B. Jordan), amenaza con destruir la armonía reinante en Wakanda porque anhelan robar el vibranium para compensar un plan nefasto que, indudablemente, tiene una intención política.

Estos personajes me han parecido interesantes, algunos robándole el protagonismo a otros, pero siempre conservando un equilibrio entre la seriedad y la comicidad para solventar un problema familiar. Chadwick Boseman como T’Challa/Pantera Negra es menos agresivo que en la aparición que tuvo en “Captain America: Civil War”, pero la bondad y la inteligencia que otorga al personaje, aunque es un poco ingenua, no deja de ser aceptable. Michael B. Jordan como Killmonger está genial, un villano que oscurece el rol de Boseman como T’Challa, sobre todo porque su motivación cuenta con un fondo político, una venganza que busca romper las cadenas de miles de años de esclavitud y de opresión racial. Serkis me ha hecho reír como el alocado traficante Ulysses Klaue.

La película también cuenta con personajes femeninos de grata presencia, especialmente la desconocida Letitia Wright como Shuri, la hermana de T’Challa que aporta humor con su vasto arsenal de gadgets tecnológicos; Lupita Nyong’o como Nakia, la ex novia de Pantera Negra que actúa como una mujer muy astuta en el acto del fisgoneo; y, finalmente, Danai Gurira como Okoye, una general wakandana y defensora de su tribu, quien es más peligrosa que miles de wakandanos juntos.  La fuerte participación de las mujeres fortalece la resolución de algunas de las secuencias de la trama.

Para ser una película de Marvel, Coogler le inyecta identidad propia sin necesidad de exagerar los paradigmas a los que estamos acostumbrados. Los subterfugios que emplea apelan a la grandilocuencia visual, al escapismo, a las tradiciones culturales de la identidad étnica de África, en una trama que bien puede ser una oda al espionaje en medio de un clima geopolítico. No es la mejor película de superhéroes que tanto alardean por ahí, pero es una en la que se puede pasar un buen rato.

 

 Ficha técnica

Año: 2017

Duración: 2 hr 14 min

País: Estados Unidos

Director: Ryan Coogler

Guion: Joe Robert Cole, Ryan Coogler

Música: Ludwig Göransson

Fotografía: Rachel Morrison

Reparto: Chadwick Boseman,  Lupita Nyong’o,  Michael B. Jordan

Calificación: 7/10

Apple Store Google Play
Continuar