Bismar Galán

Por Ramón Saba jueves 10 de septiembre, 2020

Nació el 22 de noviembre de 1961 en Matías, Santiago de Cuba y posteriormente se hizo ciudadano dominicano.

Ensayista, narrador, poeta, decimero y escritor de literatura infantil-juvenil. Licenciado en Educación, Máster en Investigación Científica y Candidato a Doctor en Educación. Maestro en el Colegio Dominicano de la Salle; Coordinador Editorial en Editora Norma; Director Académico Centro Educativo Las Américas; Coordinador de Maestría en INTEC y Director Académico de Programas en ISFODOSU. Ha sido miembro de varios grupos literarios, entre los que podemos mencionar al Café Bonaparte (Baire, Cuba) y al Proyecto Cultural Sur Santo Domingo.

Ha participado en importantes actividades literarias internacionales, como el V Congreso Internacional Nuevas Tendencias en la Formación Permanente del Profesorado, Punta Cana, 2016; Congreso Internacional sobre el Profesorado Principiante y la Inducción a la Docencia, 2016; Congreso Educa, Santo Domingo, 2009, 2008, 2007; Congreso Internacional Música, identidad y cultura en el Caribe, Santiago de los Caballeros, 2005 y 2009; Coloquio de Historia Canario-americana, Islas Canarias, 2006; XV Feria Nacional de Arte Popular, Ciego de Ávila, Cuba, 2001; Encuentro de investigadores de montañas, Santiago de Cuba, 2001; XXI Festival del Caribe, Santiago de Cuba, 2001; Congreso Internacional Pedagogía ’99, La Habana, Cuba, 1999; Congreso Pedagogía del Caribe, Santiago de Cuba, 1999; Encuentro de profesionales cubanos y norteamericanos, Manzanillo, Cuba, 1996 y Primer Taller Internacional de Lectoescritura, La Habana, Cuba, 1995, entre muchas más.

Bismar Galán tiene un amplio repertorio de obras publicadas de diferentes géneros, por ejemplo, en narrativa: Trujillo 2061; Entre la fe y el play y No puedo morir ahora. En publicaciones infantiles-juveniles: Luna de Plata; Viruta; La jicotea Lali; Versos del Mar; Padre mío, qué lejos estás; Amigos adolescentes; El violín de larimar y Cómo comprender a mis padres. Ensayos: Sancocho dominicano. Persistencia y simbolismo de un plato; Traspatio, ¿el lugar olvidado?; Baní, tierra de chuines… (Premio Nacional de Ensayo, 2009); Cómo ser jefe sin dejar de ser humano; Antropología del semáforo; El comercio informal de Santo Domingo; Símbolos de identidad sanjuanera; Persiguiendo sueños.

Mujeres canarias en la América multicultural; Fragmentos de Patria; El Licey. Un siglo de identidad y fanatismo y Visa al merengue en el Oriente cubano.  Algunos artículos científicos: Estrategias de acompañamiento pedagógico para el desarrollo profesional docente y Efectividad de la maestría en gestión de centros educativos en la gestión de Comunidades de Práctica Educativa. Temas educativos abordados: Didáctica de la lectura. Cómo enseñar a leer y disfrutar la lectura y Estrategia para conformación y desarrollo de las Comunidades de Práctica Educativa. En poesía: Ojos verticales; En la piel de la mirada; En ti mis versos anudo y Cuatro bardos y una pasión.

Bismar Galán ha sido merecedor de importantes premios y reconocimientos, tales como Primer Finalista Concurso de ensayo “Pedro Francisco Bonó”, FUNGLODE 2018; Primer Premio de Ensayos “Sabores Dominicanos 2016”; Tercer Premio de Cuento “Sabores Dominicanos 2016”; Primer y Segundo Premios Concurso de poesía INTEC 2016; Segundo premio Concurso de ensayo “Pedro Francisco Bonó”, FUNGLODE 2011;  Segundo premio Concurso Nacional de historia de provincias 2010; Premio nacional de ensayo “Pedro Henríquez Ureña” 2009; Premio único Concurso de poesía “Pedro Mir”, FUNGLODE 2008;  Segundo premio Concurso de ensayo “Pedro Francisco Bonó”, FUNGLODE 2008; Segundo premio Concurso de literatura “Juan Bosch”. Santo Domingo, 2006; Premio proyecto de investigación Canarias-América, 2006; Primer premio Cuentos para niños, concurso “24 de febrero” 2002 y Primeros premios “20 de mayo” (décima y cuento para niños), Cuba 2002, entre otros.

El crítico y articulista Eladio Pichardo considera que, Bismar Galán cuenta con una excelente formación académica, de hablar pausado y con un manejo apropiado del castellano. Desde muy joven tuvo un marcado interés por inculcar en los niños y adolescentes el valor de la lectura, proceso que realizó cuando en su país ejercía de maestro. El contacto directo con la naturaleza de algún modo creó en su persona, características de las que debe tener un escritor, un ambiente exquisito para producir textos literarios. Alrededor de su vida ha existido una serie de acontecimientos que han provocado que se haya dedicado a escribir.

La poeta Felicia Vázquez estima que leer las décimas de Bismar Galán es disfrutar de poesía. Una poesía que nos llega plena. Sin dar cabida a las mezquinas reservas para el género. Son versos que catapultan la décima a expresar lo más profundo y hermoso del sentir humano.

Finalmente, la también poeta Karina Castillo es de opinión que los versos del poeta Bismar Galán, cargados de imágenes y sonidos, llegan hasta el lector como olas alegres; vienen vestidos de viento con espuma de mar. Para Galán el mar tiene arena fina, tiene peces, tiene sal, tiene barcos y una sonrisa de mar; para él, el mar y el cielo son como hermanos gemelos.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de un texto de Bismar Galán que me satisface muchísimo:

Luna de plata

 

Abuelo, dime por qué

viene el sol en la mañana.

Yo quiero saber por qué

pinta de fuego su cara.

Por favor, dime por qué,

por qué la Luna es de plata.

¿Puedes decirme por qué

esa nube se desgrana?

 

 

La Luna es como un espejo

como un espejo muy hondo,

que tiene muchos vestidos

y un carrusel en el fondo.

¿La Luna…? Un gran nido es

donde cantan los polluelos,

de donde salen en vuelo

con sus picos al revés.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar