Bird deja el cargo de presidente de los Pacers

Por El Nuevo Diario viernes 28 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO (AP).- Larry Bird dejó el cargo de presidente de los Pacers de Indiana, un movimiento sorpresivo incluso para una leyenda de la NBA reconocida por tomar decisiones apresuradas.

Bird anunció el viernes al equipo sobre su decisión, y el gerente general Kevin Pritchard será ascendido para ocupar su lugar, dijo a The Associated Press una persona con conocimiento de la situación y quien habló bajo condición de anonimato debido a que el equipo no había hecho un anuncio oficial, que fue reportado en primera instancia por Yahoo! Sports.

Bird deja a los Pacers antes de la llegada de un verano crucial en el que la franquicia deberá decidir qué hacer con su estelar alero Paul George. El astro puede convertirse en agente libre después de la siguiente campaña y existe una amplia especulación de que preferiría jugar para los Lakers de Los Ángeles. Los Pacers tendrán que tomar una decisión sobre si intentar persuadirlo de que se quede a largo plazo o canjearlo.

Con la posibilidad de un escenario que cambie el futuro de la franquicia, Bird deja un alto cargo con los Pacers por tercera ocasión.

Su pronta salida se apega al patrón que ha mostrado Bird. Cuando el miembro del Salón de la Fama toma una decisión, no hay marcha atrás.

“Larry es muy especial, con una integridad tremenda”, dijo el propietario de los Pacers, Herb Simon, durante una entrevista el mes pasado con The Indianápolis Star. “Su palabra vale”.

Bird fue entrenador de los Pacers entre 1997 y 2000, llevando al equipo a la Final de la NBA en 2000 antes de renunciar al cargo después de aplicar una añeja teoría de que la efectividad de un coach se ve disminuida luego de tres años en el puesto.

Volvió como presidente del equipo en 2003 y ayudó a construir un plantel que se mantuvo entre los mejores de la liga al ganar 61 partidos y llegar a la final de la Conferencia Este en 2003-04. Ese equipo terminó por desmoronarse a la siguiente campaña, después de la pelea campal en Detroit en donde Ron Artest, Stephen Jackson y Jermaine O’Neal se liaron a golpes con aficionados de los Pistons.