! Bienvenida sea la Asoc, de Tamayeros Ausentes, Bienvenida!

Por Carlos Luis Baron Miércoles 25 de Enero, 2017

Era de esperarse que en cualquier momento los Tamayeros-Tamayenses “Gentilicio utilizado para referirse a los munícipes oriundos de Tamayo” municipio de la región sur del país que forma parte de la prov. Bahoruco, se encumbrasen de sus cenizas y tomen el sartén por el mango, dejando atrás una estela de lamentaciones incensarías que no aportan nada a los problemas reales que afectan la comunidad y resuelvan.

Hace poco menos de dos décadas Tamayo se caracterizaba por ser uno de los municipios más pujante de toda la geografía nacional, en todos los aspectos: educación, cultura, deportes, música, otros, pero debido a la dejadez de las autoridades y de sus mejores hijos todo se fue diluyendo de forma acelerada. El día 22 del mes en curso los Tamayeros Ausentes tomaron una decisión que ha de repercutir en el destino de las futuras generaciones de manera positiva; crear la Asociación de Tamayeros Ausentes, liderada por profesionales de diversas áreas que buscan rescatar el municipio del letargo en que se encuentra.

No existe un solo Tamayense que no conozca la situación por la que atraviesa el pueblo, ah, pero al parecer todo aquel que visitó Tamayo el 31 dic, 2016 fue tocado por una mano mágica que caló en lo más profundo de sus corazones, y los hizo reflexionar sobre el derrotero por el que se conduce nuestro entristecido pueblo. Dan ganas de llorar ver como el parque municipal, uno de nuestros activos más preciado se ha convertido en un vertedero ocupado por antisociales, que cuelgan ropas en los árboles, agrupan sus pertenencias en los jardines y disecan carnes putrefactas por doquier como si trátese de una pensión familiar en la que no existen normas morales ni ética para la convivencia, ¡Y nadie hace nada!

La academia de música se redujo a nada. Se perdieron los valores culturales….. Los clubes barriales se desintegraron por el poco seguimiento, y la formación técnica de nuestros jóvenes sucumbió en el abismo.

De nuestro Voleibol ni hablar, es que se me hace un nudo en la garganta y se me eriza el cuerpo solo de recordar la algarabía que allí suscitaba, cuando veía a Jorge Reyes suspendido en el aire como si el tiempo se detuviese en ese momento; y que no decir de aquellas pelotas que pedía Morado, subían tan alta que el estado de ansiedad en la que nos envolvía ese emocionante deporte, nos daba la impresión de que la bendita pelota nunca bajaría.

El nacimiento de la Asociación de Tamayeros Ausentes ha generado grandes expectativas en todos los munícipes, pero también temen a que esta Asociación se convierta en una francachela en la que se reúnan los series setenta y seis a beber tragos y compartir bocadillos. “Tamayo tiene su esperanza puesta en ustedes”

Tamayo necesita de sus mejores hijos, y es bueno aprovechar el entusiasmo que suscita en todo aquel que participó en la junta celebrada hace pocos días, es tiempo de sacar a nuestro pueblo del hoyo en que está metido, y olvidarnos de banderías políticas, religiosas y de otras índoles.

¡Es tiempo de Tamayo, es tiempo de nosotros!

Por: Valentín Pérez