Biden se afana en restaurar alianzas en el G7 e invita a Merkel a Casa Blanca

Por EFE viernes 11 de junio, 2021

EL NUEVO DIARIO, PLYMOUTH, REINO UNIDO. – El presidente EE.UU., Joe Biden, se afana desde este viernes en restaurar los lazos con los aliados tradicionales en el G7, tras el mandato de Donald Trump, y prueba de ello es el anuncio hecho hoy por la Casa Blanca de que recibirá en julio a la canciller alemana, Angela Merkel.

La portavoz del Gobierno de EE.UU., Jen Psaki, informó de la invitación de Biden a Merkel para que visite Washington DC el próximo 15 de julio, según se indica en un comunicado emitido poco antes de que comenzara hoy la cumbre del G7 en Carbis Bay (Cornualles, en el suroeste del Reino Unido).

Psaki explicó que, durante su encuentro Biden y Merkel hablarán de los compromisos para cooperar ante una serie de desafíos comunes, tomando como base “los valores democráticos compartidos por ambos países”.

Entre esos retos citó la pandemia de covid-19, la lucha contra la crisis climática, y la promoción de la prosperidad económica y la seguridad internacional.

“PROFUNDOS LAZOS” CON ALEMANIA

La portavoz destacó que la visita de Merkel reafirmará, además, “los profundos lazos bilaterales entre Estados Unidos y Alemania”.

Desde este viernes, y a lo largo de tres días, Biden y Merkel se dan cita en la cumbre del G7 en Carbis Bay, junto con el resto de líderes de las democracias más industrializadas del mundo (EE.UU., Canadá, Alemania, Reino Unido, Japón, Italia y Francia, además de la Unión Europea).

Merkel será la primera gobernante europea que Biden reciba en la Casa Blanca desde su llegada a la Presidencia de EE.UU. el pasado 20 de enero.

Biden se reunió ya en la capital estadounidense con el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, en abril, y con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, en mayo.

Durante sus cuatro años de mandato, Trump (2017-2021) mantuvo una relación fría con Merkel, marcada por la tensión personal entre ambos.

Biden se ha comprometido desde su ascensión a la Presidencia con el multilateralismo y la colaboración con los aliados tradicionales de EE.UU. tras los vaivenes de Trump.

MULTILATERALISMO, MULTILATERALISMO, MULTILATERALISMO…

De hecho, el Gobierno estadounidense hizo hincapié en ese afán antes del inicio del encuentro de G7, al anunciar la agenda de Biden durante este viernes, ya que subrayó que el presidente iba a insistir en la cumbre en su compromiso con el multilateralismo.

Asimismo, según la Casa Blanca, Biden quiere reiterar la necesidad de trabajar en prioridades, como la salud pública, la recuperación económica y un crecimiento incluyente, además de expresar “solidaridad y valores compartidos con las grandes democracias”.

Hasta el momento, apenas han trascendido detalles del contenido de las conversaciones durante la primera sesión plenaria del G7, que ha durado hora media.

Tras el encuentro, Biden y el resto de dirigentes participan en una cena de gala con la reina Isabel II de Inglaterra en el conocido como Proyecto Edén, un espacio medioambiental de 50 hectáreas con grandes cúpulas transparentes en las que se recrean diversos climas terrestres.

Horas antes, Biden y la primera dama Jill Biden fueron recibidos, como el resto de dirigentes y sus esposas, en la playa de Carbis Bay por el anfitrión de la cumbre, el primer ministro británico Boris Johnson, que estuvo acompañado por su mujer, Carrie Johnson.

“Me siento como en una boda”, bromeó la primera dama estadounidense cuando llegaba a la playa junto a su marido, quien en el mismo tono ligero propuso que todos los presentes se metieran “en el agua”.

El presidente de EE.UU. y el primer ministro británico mantuvieron el jueves su primer cara a cara desde que Biden ocupa el cargo, en el que firmaron una nueva Carta del Atlántico y hablaron de la pandemia, la recuperación económica, la colaboración científica y técnica, e Irlanda del Norte, entre otros.

EN PAÍSES ALIADOS VEN QUE EEUU SE PREOCUPA POR SUS INTERESES

Pese a que la visión de Biden de una política exterior multilateral es aplaudida en muchos países aliados, todavía existe la percepción extendida de que EE.UU. se preocupa principalmente por sus propios intereses.

Según una encuesta publicada el jueves por el Centro de estudios Pew, el 75 % de los encuestados en 12 países aseguró que siente confianza en que Biden va a “hacer lo correcto en asuntos internacionales”, frente al 17 % que dio esa misma respuesta el año pasado, bajo el mandato de Trump.

Sin embargo, más de la mitad de los preguntados para este sondeo contestaron que EE.UU. no toma en cuenta los intereses de otros en lo que se refiere a política exterior, aunque esa proporción es menor en Japón, Grecia y Alemania.

Para ese estudio se ha consultado a más 16.000 personas del Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España, Suecia, Países Bajos, Grecia, Canadá, Japón, Corea del Sur y Australia. Todos ellos aliados de EE.UU.

En los últimos meses de pandemia, EE.UU. ha sido criticado por no compartir las vacunas contra la covid-19, aunque parece que Biden se está enmendando, cuando el 42,6% de su población está ya inmunizado, y el jueves anunció la compra de 500 millones de dosis a Pfizer para donar a casi un centenar de naciones de bajos ingresos.

Apple Store Google Play
Continuar