Biden descarta que proyecte prohibir “fracking” de convertirse en presidente

Por EFE lunes 31 de agosto, 2020

EL NUEVO DIARIO, WASHINGTON. – El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, descartó este lunes que tenga previsto prohibir la técnica de extracción de hidrocarburos conocida como fracturación hidráulica o “fracking”, al deslindarse de las afirmaciones del mandatario de EE.UU., Donald Trump.

“No estoy prohibiendo el ‘fracking’. Déjenme decir eso de nuevo: ‘No estoy prohibiendo el ‘fracking’. No importa cuántas veces Donald Trump mienta sobre mí”, declaró el exvicepresidente en un acto de campaña en Pittsburgh (Pensilvania).

El exvicepresidente se desligó así de las afirmaciones formuladas por Trump durante la Convención Republicana de la semana pasada, en la que el gobernante fue confirmado como el candidato presidencial de ese partido, sobre la propuesta de Gobierno de su rival.

El pasado 8 de agosto, el Gobierno estadounidense dio el primer paso de un proceso administrativo que facilitará el “fracking” en tierras y propiedades mineras federales del estado de California y que podría abrir más de 6.400 kilómetros cuadrados a esa práctica.

En un aviso emitido al Registro Federal, la Oficina de Gestión de Suelos (BLM, en sus siglas en inglés) señaló que tiene la intención de analizar el impacto de la extracción de hidrocarburos por fracturación hidráulica en tierras de propiedad federal en ese estado.

El área en cuestión abarca 400.000 acres (1.618 kilómetros cuadrados) de terrenos públicos y 1,2 millones de acres (4.856 kilómetros cuadrados) de propiedades mineras federales a lo largo de varios condados de California, como Fresno, San Luis Obispo y Santa Bárbara.

Ese estado ya demandó en enero al Gobierno de Trump por relajar los requisitos medioambientales para la extracción de hidrocarburos por fracturación hidráulica en tierras federales y de nativos.

En diciembre de 2017, la Administración de Trump revocó una norma que establecía estándares medioambientales para el “fracking” en terrenos federales, impulsada en 2015 por el Gobierno de Barack Obama, del que Biden fue vicepresidente.

El ejecutivo de Obama (2009-2015) decidió obligar en 2015, tras años de discusión, a las compañías energéticas a cumplir con los estándares federales de seguridad en la construcción de pozos empleados para esta técnica de extracción petrolera y de gas, y hacer públicos los componentes químicos empleados en el proceso.

La medida de Obama estaba bloqueada por un juez de Wyoming, que argumentó que el Departamento de Interior no tenía autoridad para resolver sobre la cuestión.

En marzo pasado, el juez para el distrito norte de California Haywood S. Gilliam Jr., quien fue designado por Obama, confirmó la decisión de la Administración de Trump de derogar la norma de su antecesor sobre el “fracking”.

 

Apple Store Google Play
Continuar