Berlín defiende la libertad de prensa ante el periodista detenido en Turquía

Por El Nuevo Diario lunes 20 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, BERLIN.- El Gobierno alemán volvió hoy a defender la libertad de expresión y de prensa y garantizó su apoyo al periodista germano-turco Deniz Yücel, detenido desde el pasado martes en Estambul y que se encuentra aún a la espera de un tribunal decida si decreta su libertad provisional o prisión preventiva.

En rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Exteriores, Martin Schäfer, rechazó dar detalles de un tema que calificó de "complicado" y que, garantizó, tiene "gran importancia" para el Gobierno alemán.

Según el periódico alemán "Die Welt", para el que trabaja, el reportero está acusado de pertenecer a una organización terrorista y de propaganda terrorista tras haber informado sobre diversos correos electrónicos hackeados el ministro de Energía, Berat Albayrak, yerno del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El hackeo se atribuye al grupo clandestino RedHack y al menos otros tres periodistas se encuentran en prisión preventiva en el marco de la misma investigación.

Tras recordar que el estado de excepción vigente en Turquía permite mantener detenido al periodista en dependencias policiales durante catorce días sin ser llevado ante un juez, el portavoz del Ministerio alemán de Exteriores confió en que la justicia actúe pronto y con respeto a los principios del estado de derecho.

Fue ése el mensaje que la canciller, Angela Merkel, trasladó personalmente al primer ministro, Binali Yildirin, con quien se entrevistó este fin de semana durante la Conferencia de Seguridad de Múnich.

Aunque Alemania ha pedido poder prestar a Yücel asistencia consular, las autoridades turcas no lo han permitido al considerarlo ciudadano turco, señaló Schäfer antes de precisar que si un turco-alemán es detenido en Alemania tampoco se permite la intervención del consulado turco.

El portavoz recalcó que Exteriores ha estado durante "las últimas semanas y meses" en total contacto con el periodista y recordó que el martes Yücel decidió de forma voluntaria presentarse en comisaría para testificar, momento en el que fue detenido.

El incidente tiene potencial para enturbiar de nuevo las relaciones bilaterales entre Ankara y Berlín, pero hoy el Gobierno alemán volvió a destacar la importancia de mantener el diálogo y la cooperación con un país con el que se comparten "muchos intereses".

El Ejecutivo aseguró además que no tienen información oficial de que Erdogan planee visitar próximamente Alemania para defender la reforma constitucional que ampliará los poderes presidenciales, como hizo este fin de semana el primer ministro turco ante miles de compatriotas en la localidad de Oberhausen.

Aun sin confirmación oficial, el ministro de Inmigración de Renania del Norte-Westfalia, Rainer Schmeltzer, avanzó en una entrevista con el diario "Kölner Stadt-Anzeiger", su oposición a ese tipo de actos, que "introducen la cuña de la división en la sociedad".

Tras recordar que en Alemania se respeta la libertad de reunión y de expresión, el portavoz de la Cancillería precisó que los responsables de cualquier evento deben garantizar que no habrá ningún tipo de conflicto ni de violencia.

El Ejecutivo recalcó además que la justicia siempre tiene la última palabra, como ocurrió el pasado mes de mayo, cuando el Tribunal Constitucional respaldó la decisión de la policía de prohibir que en un acto organizado en Colonia se emitiera un mensaje en directo de Erdogan, para evitar que los ánimos se encendieran.