Banco Central timón de la economía dominicana

Por María Hernández

La economía de la República Dominicana se ha mantenido dentro de las mejores de la región en los últimos 25 años, de acuerdo a datos recientes del Banco Mundial y ese milagro económico es obra estimulada por el principal banco de la nación, el Banco Central, creado el 9 de octubre de 1947 mediante la Ley Orgánica No.1529.

Este banco inició sus operaciones el 23 de octubre  de 1947. Es una entidad descentralizada y autónoma que se rige en la actualidad por la Ley Monetaria y Financiera que tiene como órgano superior a la Junta Monetaria. Tuvo como su primer gobernador a Jesús María Troncoso desde 1947 hasta 1951, de acuerdo a datos de la entidad publicados en su portal.

También fueron gobernadores Wenceslao Troncoso, 1951 – 1952; Manuel Ruiz Tejada; 1952 – 1953 ; José Ernesto García, en 1953; S. Salvador Ortiz, 1953 – 1954;  José Joaquín Gómez, 1954 – 1956 y 1962 – 1963;  Milton Messina, 1956 – 1957; Juan A. Morales , 1958;    Arturo Despradel, 1957 – 1958; Virgilio Álvarez Sánchez,1958 – 1959;    Oscar G. Ginebra Henríquez, 1958 – 1960;   Manuel V. Ramos, 1960 – 1961;     Silvestre Alba de Moya, 1961; A. Amado Hernández,1961 – 1962, Diógenes H. Fernández, 1963 – 1976;Fernando Periche, 1976 – 1978;  Eduardo Fernández,1978 – 1980; Carlos Despradel, 1980 – 1982;     Bernardo Vega, 1982 – 1984; Hugo Guiliani Cury, 1984 – 1986;    José Santos Taveras, 1984  Luis Julián Pérez, 1986 – 1987; Guillermo Caram,1989 – 1990; Roberto Saladín;  1987 – 1989; Luis F. Toral Córdoba,1990 – 1993; Mario Read Vittini,  1993 – 1994; Francisco Guerrero Prats-Ramírez, 2000 – 2003;  José Lois Malkún, 2003 – 2004; Héctor Valdez Albizu,1994 – 2000, 2004 – a la fecha.

El Banco Central es un vigilante de los recursos económicos que entran y salen del país y de la forma en que se invierten así como el origen de los mismos. Representa el timón de un barco sin el cual la nave, que es el país, se puede ir a la deriva.

Su función principal es promover la liquidez y también la solvencia de todo el sistema bancario de la República Dominicana. Además, crear condiciones para poder mantener el valor externo y la convertibilidad de nuestra moneda nacional. Debe efectuar las operaciones de cambio que las leyes vigentes y/o resoluciones ponen a su cargo como lo dicte la Junta Monetaria.

Mientras, la Junta Monetaria es el organismo superior al Banco Central y la Superintendencia de Bancos la cual determina las políticas monetarias tanto cambiaria como financiera del país como lo  dispuso la Ley Monetaria y Financiera. Esta Junta Monetaria la integran tres miembros ex oficio y otros seis (6) miembros que son designados por un tiempo específico.

El Sistema Bancario, en nuestro país, está integrado, en primer lugar, por el Banco Central y por los intermediarios financieros monetarios. Estos últimos son todas las instituciones que reciben depósitos a la vista, de ahorros, a plazo y también especiales y se dedican, de manera habitual y sistemática, a conceder los préstamos de fondos que provienen de sus propios recursos, además, del Banco Central y de los obtenidos del público como depósitos, títulos u otras obligaciones. Están integrados por todos los bancos comerciales y de servicios múltiples.

Hay que destacar, para hacer un poco de historia, que luego de la declaración de la Independencia Nacional en 1844, las primeras monedas dominicanas eran de la denominación de un cuarto de Real que fueron acuñadas por la Scoville Manufacturing Company de Estados Unidos, las cuales se denominaban popularmente como “cuartillos”, destacan escritos del Banco Central.

De acuerdo a miembros de la Sociedad Numismática Dominicana como Mario Domínguez, quien ha coleccionado monedas que fueron acuñadas desde  ese tiempo relata que en el país durante la colonización  circularon monedas francesas en esta parte de la isla y también monedas haitianas en el período de dominación.

Además, según datos de la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana los primeros indicios de regulación bancaria en el país surgieron con el Banco Nacional de Santo Domingo, S.A. en 1869.

En 2020 los precios del dólar se mantuvieron en alza lo que obedeció, de acuerdo al Banco Central, en esa oportunidad al incremento en la demanda de las divisas que se generó por la incertidumbre que estaba asociada al impacto sanitario y económico del COVID-19 a nivel global.  Este 27 de octubre de 2021 el precio del dólar se cotizó a 56.3218 para la compra  pesos dominicanos y 56.5755 para la venta  y el  Euro a 65.37 pesos dominicanos.

Mientras, en el mes de julio de este 2021 los precios de la canasta familiar subieron a  RD$38,419 de acuerdo a cifras del Banco Central, lo que significa que es un precio inalcanzable para la mayoría de los dominicanos cuyo sueldo mínimo apenas llega a 20 mil pesos en el sector público.

Como en todos los escenarios, la economía del país ha tenido sus altas y sus bajas, pero debido al buen manejo que ha tenido el Banco Central los visos de crisis se han podido superar manteniendo bajo control la moneda nacional frente al dólar y la macro y micro economía, en sentido general.

Para este 2021 el Banco Central proyecta un crecimiento del PIB real para  en un rango entre 5.5% y 6.0%  y mantuvo un crecimiento acumulado a julio de este año superior al 13%. En la actualidad, dentro de los sectores líderes de la economía se encuentran la Construcción que representa un (56.8%), Zonas Francas (32.4%), Minería (21.4%), Transporte y almacenamiento (19.7%), Manufactura Local (13.4% ) y Comercio (9.4%).

El Banco Central resume  en una reciente reflexión  que como ha pasado en otros países a nivel mundial, “la inflación observada en el país en los últimos meses ha sido el resultado del efecto estadístico que ha generado el impacto económico de la crisis sanitaria, combinado con el aumento en los precios de algunos bienes primarios y del petróleo en los mercados internacionales. Este último factor ha sido el detonante de importantes aumentos en la canasta básica de consumo y en los costos que enfrentan las empresas privadas”, concluye la cita.

El Banco Central ha recibido en diferentes años la certificación  ISO 90001 la cual certifica que su labor se realiza con apego a las normas internacionales para la Gestión  de Calidad.

La institución se encuentra localizada en la avenida Pedro Henríquez Ureña esquina Calle Leopoldo Navarro, en Santo Domingo de Guzmán. Cuenta con una edificación principal, un auditorio, una biblioteca, parqueos, club para empleados, entre otros.

 

Por: María Hernández

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar