Autoridades revelan decomisaron más de 680 MM en medicamentos falsificados

Por El Nuevo Diario jueves 25 de octubre, 2018

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud (PEDECSA) informó que  en coordinación con la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos (ARAPF)) decomisó medicamentos falsificados por un valor de 686,414,809 durante el año 2017.

Estos datos fueron dados a conocer durante un encuentro de seguimiento sostenido en el presente mes de octubre entre ambas instituciones para fortalecer la lucha contra la falsificación de medicamentos.

“Para ARAPF es un deber elevar la conciencia en el país sobre los peligros que representa la comercialización de medicamentos ilícitos”, expresó Juan Miguel Madera, vicepresidente ejecutivo de la asociación.

“Los operativos que realizamos en colaboración con la Procuraduría han permitido visibilizar la gravedad de la situación. Por esta razón continuamos comprometidos en colaborar con las autoridades para frenar esta práctica criminal que pone en riesgo la salud de todos los dominicanos”, agregó.

El magistrado Rafael A. Brito Peña, quien preside PEDECSA, afirmó que “para esta procuraduría es importante el vínculo que hemos establecido con la industria, que desde un principio fue una iniciativa de ARAPF”.

Desde el año 2003, ARAPF ha sido el principal promotor de la lucha contra la venta de medicamentos ilícitos, asumiendo una participación activa en la ejecución de operativos a lo largo de todo el año para decomisar medicamentos falsificados en el mercado. Durante el período 2003-2007, asumió el liderazgo en la ejecución de 203 operativos que incautaron productos por un monto de más de 220 millones de pesos dominicanos.

En el 2014, se realizaron 5 operativos para incautar un total de 15, 235,580 pesos en medicamentos falsificados, y en 2016, con solo 2 operativos, se decomisaron productos valorados en 18, 500,000 pesos.

La asociación gremial ha mantenido una constante campaña de prevención, información y concienciación, alertando a la ciudadanía del riesgo que, para su salud, y potencialmente su vida, representa el consumo de medicamentos falsificados.

Para estos fines, ARAPF reconoce que el consumo de medicamentos falsificados, o que no cumplan con las normas establecidas, conduce, en muchos casos, al fracaso terapéutico o la resistencia a los fármacos, y en el peor de los casos, a la muerte del paciente.

ARAPF se involucró por primera vez en la lucha contra la falsificación y el contrabando de medicamentos hacia los años 2000 y 2001, cuando un equipo de investigadores extranjeros que trabajaba con una de sus empresas asociadas hiciera la recomendación de crear una comisión interna que permita dar seguimiento al tema en República Dominicana, donde existía un contrabando general ya establecido.

En el encuentro con PEDECSA, se reiteró el compromiso de prevenir, investigar, perseguir y procesar a toda persona física o moral que resulte responsable del comercio ilícito de bienes, falsificación de medicamentos y cosméticos, y el contrabando en todo el territorio nacional, asegurando que “en los últimos años, se han tomado medidas estrictas para evitar que los medicamentos decomisados retornen al mercado”.

“No podemos bajar la guardia y asumir que si hay menos operativos este año”, afirmó Brito Peña, “se deba a que fehacientemente se ha reducido el mercado ilegal. Aspiramos, en conjunto con la industria y con ARAPF, establecer un mecanismo de medición efectivo que nos diga, por lo menos dos veces al año, cómo estuvieron los niveles del mercado ilegal de falsificación de medicamentos”.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar