Autoridades reconocen riesgos integridad imputados Odebrecht tienen “control absoluto de sus celdas”

Por Luis Brito Viernes 16 de Junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Las autoridades penitenciarias reconocieron públicamente este viernes, los riesgos que existen en torno a la seguridad física de los imputados en el caso de sobornos de Odebrecht, quienes guardan prisión en la cárcel modelo de Najayo-Hombres, en San Cristóbal, incluyendo el principal encartado, Ángel Rondón.

Sin embargo, aseguran tener “control absoluto” de las celdas que ocupan los dirigentes políticos, empresarios, ex funcionarios y antiguos legisladores involucrados en el más escandaloso acto de corrupción en la República Dominicana.

En un despacho de prensa difundido a los medios de comunicación, el coordinador nacional del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, Ysmael Paniagua, habla de la necesidad de “garantizar la salud, la integridad y la seguridad” de los implicados en el cobro de por lo menos 92 millones de dólares en sobornos que pagó en el país la constructora brasileña.

El funcionario explicó que las adecuaciones que se realizaron a las celdas individuales de los imputados en los sobornos, se hizo con el propósito de que las autoridades tengan “control absoluto de esos espacios y de su entorno directo”.

“Debido a la existencia de este régimen penitenciario mixto en el CCR Najayo Hombres, para poder cumplir con la obligación legal de garantizar la salud, la integridad y la seguridad de los imputados por el caso Odebrecht, se realizaron adecuaciones a las celdas individuales donde están recluidos, a fin de que las autoridades tengan control absoluto de esos espacios y de su entorno directo”, sostuvo de manera textual Paniagua en una declaración escrita.

Insistió en que no se trata de privilegios ni facilidades por tratarse de personas de renombre o arraigo.

Descartó que la situación que representan los reclusos de Odebrecht ponga en riesgo la existencia y continuidad del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.

Reiteró que el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres todavía se encuentra en un proceso de transición gradual para completar su transformación del viejo sistema carcelario al nuevo modelo penitenciario.

Recordó que cuando la entidad que encabeza asumió el control de ese recinto, allí se inició una transición gradual del viejo sistema carcelario al nuevo modelo penitenciario, “la cual está en marcha y toma tiempo, pues la misma es mucho más que seguridad y planta física”.

Dio garantías de que “el Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria se encuentra en el mejor momento de toda su historia y con un futuro promisorio”.

POR LUIS BRITO