Autoridades ocupan 32 kilos cocaína en buque procedente de Colombia

Por EFE miércoles 10 de julio, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Las autoridades incautaron 32 kilos de cocaína en el Puerto de Haina Oriental, municipio Santo Domingo Oeste, en un buque que llegó al país procedente de Colombia.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) informó este miércoles de la actuación, cuyos oficiales llevaron a cabo con apoyo del Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria y la Dirección General de Aduanas, coordinados por el Ministerio Público.

Un comunicado de la entidad antidroga da cuenta de que los agentes de la DNCD, acompañados por miembros de otras agencias de inteligencia y seguridad, procedieron a revisar la embarcación después de que un ejemplar canino alertara sobre la posible presencia de drogas, lo que llevó a hacer una inspección más rigurosa.

En una primera requisa se logró detectar en el interior de una de las grúas de la embarcación una mochila en cuyo interior se hallaron 10 paquetes de la sustancia, indica la nota.

Luego, en una segunda inspección en otra de las grúas se encontraron envueltos en un suéter otros 21 paquetes, sumando un total de 31 bultos que, según el análisis del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), resultaron ser de cocaína con un peso de 32.13 kilogramos.

La DNCD y el Ministerio Público han iniciado un proceso de investigación durante el cual entrevistado a varias personas y se espera que, conforme avance el proceso, se ofrezcan otros detalles.

Las autoridades continúan reforzando las labores de vigilancia y coordinación en aeropuertos, puertos, fronteras, así como en todo el territorio nacional, en contra del narcotráfico, el crimen organizado y delitos conexos.

Hace ahora un mes, el 10 de junio, las autoridades dominicanas decomisaron otro alijo de 24 kilos de cocaína en ese mismo puerto, hallados en un bulto dentro un contenedor procedente de Colombia con una carga de rollos de alambres.

En ese caso, el manifiesto de carga del barco señalaba que el contenedor en el que se pretendía llevar la droga tenía como destino final la ciudad de Houston, Texas, Estados Unidos.

Anuncios