Aumentan recompensa por captura de sospechoso mató dominicana por mirilla en El Bronx

Por Miguel Cruz Tejada lunes 20 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ Las autoridades aumentaron  la recompensa por la captura del llamado “Asesino del Paraguas” que mató de un balazo a través de la mirilla de la puerta del apartamento a la dominicana Wendy Martínez, el 24 de noviembre de 2018.

Martínez, de 45 años de edad, estaba en su apartamento  en el proyecto de viviendas Concourse Village en El Bronx a las 9:45 de la noche  cuando un sujeto enmascarado y cubriéndose con un paraguas en la lluvioso noche, tocó a la puerta y le disparó por la mirilla.

Su hijo menor de 14 años se escondió en una habitación y llamó al 911, pero la madre murió.

El caso está vinculado a una venganza de pandilleros, luego de que el hijo mayor de Martínez fue acusado de  homicidio en 2014 en la corte criminal de El Bronx.

El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) aumentó a $10,000 dólares la recompensa por cualquier información que permita detener al presunto responsable, quien fue captado en videos de vigilancia. Se trata de un veinteañero de complexión media.

El hijo de Martínez, Brian Solano, de 25 años de edad, enfrenta cargos de asesinato por presuntamente matar a un joven de 21 años que supuestamente pertenecía a una célula pandillera rival.

“Ese fue un golpe relacionado con las pandillas”, dijo una fuente policial al tabloide  The New York Post en noviembre pasado.

“Esto es justicia callejera. Todos en las calles saben que Solano mató a esa persona”, añadió el informante al medio.

Solano pasó casi tres años en la cárcel de Rikers Island y en el Centro Correccional Downstate en el pueblo de Fishkill en la parte alta norte del estado.

SIN PISTAS DEL ASESINO

A  más de un año de la muerte de Martínez, la policía aún no tiene pistas sobre el matador.

El crimen ocurrió en el edificio donde residía la dominicana junto a su hijo, cuando el matón tocó el timbre de la puerta y ella fue abrir, impidiendo que el muchacho lo hiciera primero y fue cuando el asesinó disparó a través de la mirilla, también llamada “ojo mágico”.

Originalmente, se creyó que el asesino fue en busca del hijo de Martínez, pero esa versión no se ha confirmado.

Mientras la imagen del asesino todavía cuelga  en medios locales y redes sociales, publicada por la Unidad Alto al Crimen (Crime Stopper) del Departamento de Policía (NYPD), la madre de la víctima, señora Bárbara Díaz está exigiendo que se haga justicia.

“Tengo el corazón demasiado roto”, dijo. “Ella era mi primera hija, mi hija mayor, mi amiga y era todo para mí”,

La madre dijo que aunque se hace más de un año del asesinato, su dolor permanece como si fuera el primer día.

“Yo digo que estaban esperando el momento preciso que él (Brian) no estuviera, y si hubiesen querido lo hubieran encontrado porque tal vez sabían dónde estaba”, agregó la madre.

La policía ha dicho que la dominicana no era el objetivo del asesino, que es un presunto pandillero.

Las imágenes muestran al hombre armado vestido de negro, con el paraguas sobre la cabeza mientras se acercaba a la puerta de Martínez, y tocó el timbre.

El tirador se alejó de la puerta, pero volvió a tocar y le disparó una vez en la cara cuando abrió la mirilla.

La policía cree que el asesinato de Martínez el 24 de noviembre del año pasado, fue un golpe relacionado con pandillas y que el matador buscaba a su hijo, quien supuestamente asesinó al pandillero dominicano Willie Lora en 2014, en un ajuste de cuentas.

Solano, de 25 años, es un reputado miembro de la pandilla Los Trinitarios que debía comparecer en la Corte Criminal de El Bronx, dos días después del asesinato de su madre pero la audiencia fue pospuesta debido al crimen.

El hijo mayor de Martínez que es Solano, estaba en Long Island en el momento del asesinato de su madre. Fuentes policiales le dijeron al tabloide NY Post que un pandillero rival fue al apartamento para matarlo en venganza por el asesinato de Lora.

No se ve claro el rostro del sospechoso, que vestía ropa oscura y un pantalón deportivo con el logo del equipo Miami Heat.

Fuentes cercanas a la victima afirmaron que el asesino huyó en un automóvil blanco Nissan Altima.

El investigador privado Manuel Gómez, a quien la madre dominicana contrató para probar la inocencia de su hijo, aseguró que tiene un video que podría mostrar el rostro del asesino.

El detective dijo que  “el video muestra que la persona que mató a Wendy estaba corriendo calle abajo y paró a la vuelta cuando una cámara  grabó su cara. Encontré tres testigos que vieron lo que pasó ese día”.

Gómez aseguró que tiene identificados a posibles sospechosos de la célula “The Eden Boys” de la pandilla The Bloods,  y que la familia de Wendy había sido amenazada, pero el blanco era su hijo Brian.

“Los pandilleros  dijeron que iban a matar a la familia en 2015, eso estaba en la corte, eso estaba en el récord, cuando ellos dijeron que iban a disparar balas  por la puerta”, añadió el detective.

“Espero que puedan dar con el criminal y cobarde, porque quien les hace daño a niños y mujeres es un cobarde”, reclamó la madre.

La policía dice que sigue buscando un carro BMW color plateado en el que el asesino se habría transportado para llegar el edificio.

Familiares y amigos recaudaron cerca de $16,000 dólares en una colecta en la plataforma GoFundMe para repatriar a la República Dominicana los restos de Wendy y el funeral que se le hizo en una funeraria de El Bronx.

Anuncios