Aumenta a 34 los muertos por dengue grave en Honduras en 2019

Por EFE martes 11 de junio, 2019

EL NUEVO DIARIO, TEGUCIGALPA .- El dengue grave, también conocido como hemorrágico, ha cobrado tres nuevas víctimas mortales en Honduras, con las que la cifra de decesos en lo que va de 2019 se eleva a 34, informó este martes el jefe del Departamento de Arbovirósis de la Secretaría de Salud, Gustavo Urbina.

Los tres nuevos casos de muerte por dengue fueron confirmados esta semana, dijo Urbina, quien además señaló que los pacientes que han contraído la enfermedad suman 10.390, de los que 6.792 son del tipo no grave, o clásico, mientras que 3.598 corresponden al grave.

De los 18 departamentos del país, los de mayor incidencia de casos de dengue son Atlántida, Cortés y Yoro, en el norte del país; Olancho y Colón, oriente; Santa Bárbara, La Paz e Intibucá, occidente; y Comayagua y Francisco Morazán, centro.

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) continúa con los esfuerzos para controlar la epidemia que actualmente afecta en el norteño departamento de Cortés, trabajando en colaboración con el Hospital Mario Catarino Rivas, de San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante del país.

Según MSF, el departamento de Cortés, incluyendo la zona metropolitana de San Pedro Sula, es el que mayor número de casos ha reportado, con 61 % del total de casos de dengue clásico y 91 % de los casos sospechosos de dengue grave.

Médicos Sin Fronteras también ayuda a combatir la epidemia con pediatras, médicos generales, enfermeras y auxiliares de enfermería en el área pediátrica del Hospital Mario Catarino Rivas y en centros de salud del vecino municipio de Choloma, de donde procede el mayor número de niños afectados por la enfermedad.

En Choloma, la organización médico humanitaria también ha llevado a cabo campañas de fumigación y promoción de salud con el objetivo de reducir la expansión de la epidemia.

“La epidemia está teniendo un comportamiento inusual y fluctuante, ya que hay semanas en las que aumentan los casos y en la siguiente disminuyen”, indicó Deysi Fernández, gestora de Actividades Médicas de MSF para la Emergencia de Dengue en Honduras.

Según Fernández, la sala de dengue pediátrico del Hospital Mario Catarino Rivas, se había pensado para 20 casos diarios, pero hay jornadas en las que llegan hasta 50 niños.

“El volumen de trabajo era muy alto y por eso firmamos ese convenio de colaboración con ellos” señaló Fernández.

Desde que MSF comenzó actividades dentro del Hospital Mario Catarino Rivas, el 15 de febrero de este año, se han atendido alrededor de 1.000 casos, de los que más de 700 presentaron signos de posible dengue severo y 124 fueron confirmados como casos de dengue grave.

Durante la primera fase, MSF puso en marcha tres ejes de intervención en la comunidad.

El primero fue orientado a la sensibilización y educación para que las personas conozcan qué es el dengue y qué consecuencias tiene.

En el segundo se evalúo cada casa revisando que no hubiera criaderos de mosquitos y se aplicó un larvicida para evitar la reproducción del mosquito transmisor.

Con el tercer eje se trabajó en la fumigación para eliminar el mosquito adulto.

“Con estos tres ejes, buscamos reducir la transmisión de esta enfermedad”, explicó Fernández.

Actualmente, MSF apoya los esfuerzos en cuanto a la detección temprana y el manejo oportuno de los casos sospechosos de dengue en la comunidad, con la incorporación de médicos y enfermeras auxiliares asignados a los centros de salud de las comunidades donde más casos están reportando, apostilló.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar