¿Aulas o cuadriláteros? Violencia se apodera de los estudiantes en escuelas públicas

Por Jose Angel Bratini jueves 18 de mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- “Para el Ministerio de Educación, nada que afecte a un estudiante le resultará ajeno”, declaró este jueves el ministro de Educación, Andrés Navarro, lo que contrasta con las escenas que han trascendido en el día de hoy en las redes sociales, donde un estudiante se pelea a puñetazos con un maestro, mientras que en otra escuela dos jovencitas se baten en una violenta pelea.

En el primero de los casos, se informó que un estudiante agredió a puñetazos a un maestro en el liceo Pedro Henríquez Ureña, de San Juan de la Maguana, supuestamente porque el educador lo llamó “hipopótamo”, y quien respondió el ataque del alumno de la misma manera.

En otro caso, dos jovencitas se halaron de los cabellos, y se abofetearon desencadenando un torrente de ira que para ser detenido tuvieron que intervenir varios estudiantes, sin que se presentara ninguna autoridad del centro educativo, de lo que se podría deducir una falta de supervisión a la conducta de los jóvenes en los planteles educativos.

Estos incidentes ocurrieron por separados y trascendieron este jueves cuando el Ministerio de Educación declaró al país su preocupación por las acciones de violencias en las escuelas y en palabras de su titular Andrés Navarro, se anunció la creación de un departamento especializado con el objetivo de atender los casos de violencia o agresión en los centros educativos para que reciban la atención debida, legal y sicológica.

En ese sentido informó Navarro que se “fortalecerá la Dirección Jurídica del Ministerio de Educación y se ampliará la Dirección de Orientación que se sumará a la Unidad de Atención Temprana”.

Dijo también que con la finalidad de garantizar la seguridad de nuestros estudiantes se acordó un trabajo conjunto con la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (OPTIC) y con el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) para regular el uso de las computadoras, celulares y las redes sociales.