Auditores del Congreso hallaron irregularidades que fueron evadidas por diputados en fideicomiso Punta Catalina

Por Ismael Hiraldo miércoles 26 de enero, 2022

 

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Antes de aprobarse el controvertido contrato de fideicomiso para administrar la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), la Oficina Técnica de Revisión Legislativa del Congreso Nacional detectó al menos cuatro irregularidades legales y constitucionales en el convenio, y recomendó a los diputados que antes de autorizar la pieza, la analicen con otros sectores.

Sin embargo, la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados evadió estas sugerencias y se reunió el jueves 6 de enero, en un encuentro de media hora, para aprobar la rendición de un informe favorable al fideicomiso, pero sin tratar las advertencias de revisión, aún cuando los auditores congresuales hicieron sus recomendaciones un día antes de la reunión que sostuvieron los legisladores.

Entre los hallazgos de revisión se destaca como una irregularidad “citar expresamente” los nombres del Comité Técnico que administrará Punta Catalina ya que, según los auditores, tal acción implica “perpetuarlos” en sus funciones porque el fideicomiso tendrá una vigencia de 30 años, por lo que sugirieron que los miembros del equipo sean designados cuando el contrato esté totalmente aprobado con efectos jurídicos y no antes, como sucedió.

En ese sentido, los auditores observaron que la creación del Comité Técnico debió estar sólo acompañada de la estructura de cargos y dejar la mención de los integrantes de forma genérica. Es por esto que consideraron como “una limitación a las facultades del presidente de la República que se pueda admitir cualquier renuncia del Comité, excepto la de su coordinador”.

Este punto en específico es el que ha suscitado las mayores críticas al fideicomiso, ya que, en caso de aprobarse en el Senado, crearía un Comité Técnico con la fuerza necesaria para tomar cualquier decisión en la planta y a lo interno del equipo conformado por los empresarios Celso Marranzini y John de Armas, e integrado por los funcionarios José Luis Actis (asesor Ministerio de Hacienda), Noel Báez (director jurídico de la Presidencia) y George Reinoso (exsuperindente de Electricidad).

También, la Oficina de Revisión del Congreso advirtió que el ministro Antonio Almonte representa a dos partes debidamente acreditadas en el contrato -Ministerio de Energía y Minas y la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE)- por lo que sugirieron que el Ministerio de Administración Pública valide la referida fórmula de firmas.

Otro aspecto sobre el que los auditores llamaron la atención de los diputados fue en la participación de la Fiduciaria Reservas en las reuniones que ejecute el Comité Técnico, ya que, en los encuentros, la Fiduciaria podrá asistir, pero sin voz ni voto.

“Observamos que mientras se le garantiza el derecho a voz a cualquier otro invitado a la reunión, a la Fiduciaria se le impide expresar su criterio, asunto que resulta irrazonable ya que su presencia sería ineficaz”, se resalta en el documento de revisión enviado a los diputados.

Con estos hallazgos, el departamento de revisión congresual recomendó a los legisladores invitar a la Cámara de Diputados a las autoridades del Ministerio de Hacienda, Energía y Minas, la Fiduciaria Reservas y los momentos del Comité Técnico de Punta Catalina a fin de que “edifiquen sobre la viabilidad de la aprobación de contrato”.

No obstante, los diputados ignoraron estas sugerencias y sólo tuvieron un encuentro con el ministro de Energía y Minas, quien en esencia se limitó a detallar las profundidades del fideicomiso.

El referido contrato para administrar Punta Catalina ahora se encuentra en la comisión de Hacienda del Senado, desde donde se analizará y se presentarán las modificaciones pertinentes para su autorización final en el Congreso Nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Apple Store Google Play
Continuar