Aterciopelados recorre a ritmo de rock mestizo sus éxitos ‘relucientes’

Por EFE Domingo 16 de Julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, Cartagena (España),(EFE).- Los colombianos Aterciopelados protagorizaron el concierto principal de la segunda jornada de La Mar de Músicas, donde han hecho un recorrido por su cuarto de siglo de carrera a ritmo del rock mestizo y psicodélico de sus éxitos ‘relucientes y rechinantes’.

Un Auditorio Parque Torres animó conforme transcurrió el concierto ha podido disfrutar de un repertorio donde tocaron todas las teclas que han marcado la trayectoria de uno de los grupos latinoamericanos, junto a los mexicanos Café Tacuba, que marcaron una tendencia en la mezcla del rock con los estilos tradicionales.

Tras empezar la actuación con ‘Maligno’ y ‘Rompecabezas’, temas en los que Andrea Echeverri y Héctor Buitrago abordaron el problema de los amores tóxicos, Aterciopelados se encaminó hacia esas letras en las que tratan la complejidad de las personas, como en ‘Baracunatana’ -“mira la esencia y no las apariencias’.

Con una puesta en escena colorista y manejada a su antojo por Echeverri y su personal atuendo, el dúo colombiano continuó con otro de sus clásicos, ‘El álbum’, que ha precedido a uno de los nuevos temas que ha introducido en su gira ‘Reluciente, rechinante y aterciopelado’, como es la versión de ‘He venido a pedirte perdón’, del compositor mexicano Juan Gabriel.

También ha habido hueco para su alegato a favor del comercio y la cultura locales en ‘Soy la semilla’, en donde han demostrado que tantos años sobre el escenario han configurado un sonido compacto en el que conjuntan el rock con sonidos como la cumbia.

Durante el ecuador del concierto, Aterciopelados introdujeron la necesidad de la autoconfianza de la mujer, con las composiciones ‘Cosita seria’, un canto contra el machismo, y ‘Yo’ y ‘Amo mi cuerpo’, un blues en el que Echeverri ironiza sobre la esclavitud de la imagen y el físico.

La banda colombiana, que inició su carrera en 1990, encaró la recta final de la actuación con su particular homenaje al disco Re, de Café Tacuba, plasmado en el tema homónimo, y con grandes clásicos de su discografía, como ‘Bolero falaz’, en el que se adentra en los peliagudos asuntos de los celos y la infidelidad en las relaciones de pareja.

Finalmente, y lanzando caramelos de café colombianos al público, Aterciopelados culminaron su actuación con las efervescentes ‘Luz azul’ y su apelación al optimismo -“si se pone peluda la cosa, recuerda que la vida es de color de rosa”- y ‘Florecita rockera’, que define perfectamente la personalidad de una arrolladora Echeverri.

La noche se cerró sobre el escenario del Auditorio Parque Torres cruzando el océano Atlátinco para llegar a las orillas de Chiclana, donde se forjó uno de los dúos más peculiares de la escena musical española, Estricnina, formado por Juanito Makandé y Canijo de Jerez.

Su concierto en la colina de la Concepción de Cartagena demostró que las noches de música, risa y humo pueden cristalizarse en una propuesta marcada por la fusión, el primer disco del grupo, llamado ‘Hemos visto cosas que harían vomitar a un murciélago’.

La jornada comenzó en la plaza del Ayuntamiento, donde actuó Totó ST, un angoleño que fusiona los ritmos locales de la kizomba, el semba, la kipalanga y el sonono con la marca personal de su potente voz y su gran dominio de la guitarra.

Hoy llegará uno de los platos fuertes de esta edición, el concierto que brindarán a las 23,00 horas en el Auditorio Parque Torres el pianista de jazz Michel Camilo y el guitarrista flamenco Tomatito, que presentarán su tercer trabajo juntos, ‘Spain Forever’.