Atender la justicia

Por jueves 11 de agosto, 2016

El sistema de justicia es en una democracia lo que sustituye la fuerza del fusil. Lo hace cambiando la fuerza bruta por la razonabilidad de las reglas que establecen el sentido del límite para los gobernantes y para los gobernados. Establece, en esencia, las garantías de vivir en paz, ni con abusos sin consecuencias.

El Poder Judicial es todo eso y mucho más para vivir en libertad, con apego y respeto a las normativas de convivencia política, económica y social. Es el verdadero árbitro entre iguales al suponer que no hay diferencias entre quienes gozan de la condición humana.

El sistema de justicia de la República Dominicana vive con limitaciones económicas conocidas, las que debemos superar para que pueda operar en condiciones adecuadas y brindarnos esas garantías que demanda vivir en democracia y sin la fuerza del fusil como norma.

El grito del presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Mariano Germán, debe servir para un diálogo razonable con el Gobierno previo a la armadura del presupuesto del año que viene. Creemos que de manera consistente debemos dar más recursos para mejorar la justicia dominicana.

El presidente Danilo Medina Sánchez conoce muy bien la experiencia con la educación al decidirse a darle el 4% del PIB. Hagamos algo igual.