Asesor de Trump dice supremacistas deben ser condenados de manera “inequívoca”

Por EFE viernes 25 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- Gary Cohn, principal asesor económico del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, considera que la administración republicana debe “hacerlo mejor” a la hora de condenar de forma “inequívoca” a los grupos supremacistas, en una entrevista publicada hoy en el diario británico “Financial Times”.

“Los ciudadanos que se movilizan por la igualdad y la libertad nunca pueden ser equiparados con los supremacistas blancos, los neonazis y el Ku Klux Klan (KKK). Creo que esta administración puede y debe hacerlo mejor a la hora de condenar de forma consistente e inequívoca a esos grupos”, dice Cohn.

Se trata de la primera declaración de Cohn sobre esa cuestión, después de que Trump generara la polémica al asegurar que había “muy buena gente” entre los supremacistas blancos que se concentraron este mes en Charlottesville (Virgina).

El presidente de EE.UU. culpó de la violencia que se produjo en esa localidad tanto a los grupos supremacistas como a quienes protestaban en su contra, incidentes en los que falleció una mujer al ser atropellada por un neonazi.

El asesor económico de la Casa Blanca subraya, en cambio, que “como judío americano” siente “una profunda empatía por todos aquellos que han sido objetivo de esos grupos de odio”.

“Debemos permanecer todos unidos contra ellos”, afirma Cohn, quien según informaciones publicadas por medios estadounidenses la semana pasada se planteó renunciar a su cargo a raíz de la gestión de Trump sobre la violencia racista en Virginia.

“He estado sometido a enormes presiones tanto para dimitir como para seguir en mi puesto. Como patriota estadounidense, soy reacio a dejar mi puesto como director del Consejo Nacional Económico porque siento el deber de cumplir el compromiso de trabajar en favor del pueblo estadounidense”, declara al “Financial Times”.

Por otra parte, en la conversación con el rotativo, Cohn avanza que la próxima semana el presidente estadounidense ofrecerá el primero de una serie de discursos centrados en una futura reforma fiscal.

El “calendario y la agenda” de Trump incluirá a partir de ahora “grandes discursos para argumentar y justificar la reforma fiscal y explicar por qué es necesaria para Estados Unidos”, agrega.