Asesinan a periodista en el estado de Guerrero, México

Por El Nuevo Diario Viernes 3 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, ACAPULCO, México (AP) — Un nuevo periodista ha sido asesinado en México, uno de los países más peligrosos para la prensa.

En esta ocasión, la víctima fue un reportero de una de las zonas más conflictivas de Guerrero, en el sur de México, que tuvo medidas de protección por un tiempo aunque luego se las retiraron. Fue baleado a bocajarro mientras descasaba en una hamaca y limpiaban su vehículo.

La fiscalía del estado informó el viernes sobre el homicidio a través de un comunicado. El nombre de la víctima era Cecilio Pineda Birto y el hecho ocurrió en un lavado de autos de Ciudad Altamirano.

El fiscal de Guerrero, Xavier Olea, agregó más tarde que fueron dos los agresores y que, según información de testigos, descendieron de una moto y le dispararon con un arma de 9mm.

Pineda fue fundador de La Voz de Tierra Caliente, colaboraba con otros medios de comunicación y publicaba además diversos tipos de informes y reportajes vía Facebook, dijo Carlos Lauria, coordinador del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) , una ONG con sede en Estados Unidos.

El asesinato fue una "especie de ejecución", explicó Lauria a The Associated Press. Él está trabajando en documentar el caso y testigos le indicaron que Pineda había recibido al menos diez disparos, incluido uno en el cuello y cuatro en el pecho.

Al parecer el reportero había estado recibiendo amenazas con cierta periodicidad a través de las redes sociales y había logrado salir con vida de un intento de asesinato en septiembre de 2015, cuando un pistolero le disparó estando en su casa.

La nota de la fiscalía no detallaba si su muerte podía estar relacionada o no con su trabajo.

El portavoz de Seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, dijo que Pineda estaba en el Mecanismo de Protección para Periodistas y que durante un tiempo, en 2015, tuvo medidas preventivas de protección que consistían en el resguardo perimetral de su vivienda con policías y patrullas, que después concluyó.

El vocero no aclaró las fechas de inicio y finalización de dichas medidas, pero indicó que se suspendieron porque consideró que el nivel de riesgo del reportero había disminuido. También dijo que Pineda pudo haber apelado la decisión, pero no lo hizo.

Álvarez Heredia añadió que el reportero fue "un periodista ejemplar" que "estaba muy expuesto" y que trabajaba en un territorio "delicado". "Muchas veces se adelantaba a informar de situaciones (de violencia) antes de que fueran conocidas por autoridades municipales", señaló.

El fiscal Olea anunció que se ha solicitado el apoyo de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República y añadió las autoridades estatales ya tienen una línea de investigación sobre quienes pudieron ser los autores materiales e intelectuales del crimen.

Según el CPJ, al menos 86 periodistas han sido asesinados desde 1992 en México, 37 de ellos por motivos directamente relacionados con su profesión y otros 49 por causas que no fueron completamente esclarecidas.

"Está claro que México es el país más peligroso para periodistas en todo el hemisferio occidental y lo que lo hace peor es la impunidad que rodea la mayoría de los casos que perpetúa un clima de violencia en el que los periodistas quedan vulnerables a los ataques", explicó Lauria.

Ciudad Altamirano es una de las regiones más conflictivas del ya violento estado de Guerrero. Se trata de un área de cultivo de amapola ubicada estratégicamente entre tres estados y cuyo control se disputan diversos grupos del crimen organizado presentes tanto de Guerrero como de los vecinos Estado de México y Michoacán.

Recientemente, los enfrentamientos más fuertes en la zona los han protagonizado miembros del cártel de La Familia y de un grupo conocido como "Los Tequileros" contra los que también se levantaron en armas algunos pobladores hartos de secuestros y violencia.