Asesinan a otro excombatiente de las FARC en Colombia, el quinto de 2020

Por EFE miércoles 29 de enero, 2020

EL NUEVO DIARIO, BOGOTÁ.- El partido colombiano FARC denunció este miércoles que un exguerrillero fue asesinado en una carretera del departamento de Antioquia (noroeste), la quinta víctima mortal de la violencia contra los excombatientes en lo que va de 2020.

“Asesinaron al exguerrillero Darío Herrera en Ituango, Antioquia, mientras se dirigía al espacio de reincorporación. Ya son cinco compañeros asesinados este año”, detalló en sus redes sociales la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), partido surgido de la desmovilización de la antigua guerrilla.

Según Omar Restrepo, representante a la Cámara por el partido FARC y conocido en su época de guerrillero como “Olmedo Ruiz”, el crimen ocurrió en la vereda (aldea) Santa Lucía, en el municipio de Ituango, cuando Herrera se dirigía al antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Román Ruíz.

“Es una clara afrenta al proceso, ya que en este momento se encuentran en el espacio los líderes de la reincorporación”, añadió el congresista en Twitter.

Además de Herrera, este mes han sido asesinados otros exguerrilleros como Jhon Fredy Vargas Rojas, en Pitalito (Huila); Hober Arias Giraldo, en Dabeiba (Antioquia); y Benjamín Banguera Rosales, en el convulso departamento del Cauca (suroeste).

En diciembre pasado la Misión de Verificación de la ONU concluyó que 2019 fue “el año más violento” para los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz, con 77 asesinatos frente a 65 en 2018 y 31 en 2017.

Por ello el Gobierno colombiano anunció el lunes medidas adicionales de seguridad para los desmovilizados de las FARC centradas en la “autoprotección”.

Una de las decisiones que se tomó “es acelerar los cursos de capacitación en autoprotección”, explicó entonces el alto consejero para la Estabilización y Consolidación, Emilio Archila.

Para la ONU, que supervisa la implementación de los acuerdos entre el Gobierno y las FARC, los repetidos ataques contra excombatientes y líderes sociales siguen siendo la principal amenaza para la consolidación del acuerdo de paz, firmado en noviembre de 2016.

Anuncios