Asesinan a mexicana que luchó por custodia de hijos contra empresario

Por El Nuevo Diario Martes 28 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, México.- Emma Gabriela Molina, una mexicana quien durante años mantuvo una disputa con el empresario Martín Alberto Medina -vinculado con el exgobernador de Tabasco Andrés Granier- por la custodia de sus hijos, fue asesinada en la suroriental ciudad de Mérida, informaron hoy fuentes oficiales.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Yucatán, dos sujetos atacaron el lunes a Molina, quien falleció por heridas de arma blanca.

En una rueda de prensa, las autoridades del estado afirmaron que dos personas fueron detenidas "por su presunta participación" en el homicidio, ocurrido a las puertas del domicilio de Molina.

El secretario de Seguridad Pública del estado, Luis Felipe Saidén, dijo que una llamada ciudadana alertó de que "dos sujetos privaron de la vida a una señora y se dieron a la fuga en un taxi".

Esta información fue confirmada por las primeras indagatorias y llevaron a los detenidos, quienes son de origen tabasqueño y tienen entre 20 y 25 años, precisó.

"El Ministerio Público se encargará de integrar la carpeta de investigación para turnar al juez de control", agregó.

Tras divorciarse de Medina, quien era socio del extesorero de Granier -exgobernador preso por fraude fiscal y lavado de dinero-, los tres hijos de Molina quedaron bajo su custodia, pero fueron secuestrados por su padre en 2012.

Molina estuvo encarcelada durante cuatro meses en Tabasco acusada por el delito de robo de auto, que no pudo demostrarse; en este caso, los familiares señalaron que la acusación estuvo fabricada con la complicidad de las autoridades del estado.

En 2014, por orden de un juez, Medina fue detenido, por lo que los niños regresaron con Molina.

Ligia Canto, madre de Molina, exigió hoy al gobierno de Yucatán que este caso sea investigado como un "feminicidio".

Las autoridades "saben perfectamente quiénes son los más beneficiados de que mi hija desaparezca: Martín Alberto y toda su familia", dijo a los medios de comunicación.

"¿Dónde está la protección a las mujeres?", cuestionó, alegando que lo único que hizo su hija fue "defenderse".

Los tres niños, aseguró Canto, están "atemorizados, pensando qué va a ser de ellos": "Mis nietos merecen ser protegidos y ser felices", aseveró.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó hoy el asesinato a través de un comunicado y exhortó a las autoridades de Yucatán a llevar a cabo "con la debida diligencia su labor de procuración e impartición de justicia".

Además, pidió medidas cautelares a la Secretaría de Gobierno y a la Fiscalía de Yucatán "para salvaguardar la vida e integridad personal de la madre e hijos de la víctima".

La institución recordó que en octubre de 2014 emitió una recomendación tras acreditar violaciones a los derechos humanos de Molina, su madre y sus hijos, en particular a la seguridad jurídica, acceso a la justicia, trato digno y a vivir una vida libre de violencia.

Desde entonces, la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía general) ha atendido solo tres de cinco recomendaciones, mientras que ni el gobierno capitalino ni el de Tabasco han cumplido las cinco recomendaciones específicas que se le dirigieron. EFE