Aseguran importaciones de leche en polvo tiene a punto de colapsar al sector ganadero

Por El Nuevo Diario sábado 10 de junio, 2017

EL NUEVO DIARIO, PUERTO PLATA.-El expresidente de la Asociación de Ganaderos Puerto Plata Central (AGPPC), Bienvenido Ripoll Santana, demandó hoy del Gobierno que se apliquen las normas sanitarias de rigor para evitar que continúen entrando al país toneladas de leche en polvo, práctica que va en detrimento del sector agropecuario nacional.

Ripoll Santana hizo un llamado al presidente de la República, Danilo Medina, para que atienda los reclamos de los ganaderos quienes desde hace más de dos años están reclamando al Gobierno que los  escuche, ya que grandes grupos empresariales valiéndose del Tratado de Libre Comercio (DR-Cafta), han importado como nunca antes leche en polvo y otros derivados lácteos que está perjudicando la producción agropecuaria nacional.

Aclaró que los ganaderos no necesitan prebendas del Gobierno, debido a que nunca han pretendido que el Estado les regale nada, pero que están en todo su derecho de defender su producción, la cual está seriamente amenazada por la importación desleal de productos lácteos valiéndose de la innegable corrupción que está predominando en el otorgamiento de permisos sin ningún tipo de control para favorecer a empresarios que tiene vínculos con altos funcionarios del gobierno

El dirigente ganadero advirtió que en el desayuno escolar en vez de leche fresca de vaca, el Gobierno sigue usando suero desproteinizado y otras fórmulas químicas en franca violación a la Ley 27-01 que establece que el 50% del desayuno escolar en la República Dominicana debe realizarse con la producción lechera nacional

Sostuvo que es muy evidente la indiferencia y complicidad de las autoridades gubernamentales y es por esa razón que se continúan importando muchos productos disfrazados de leche en polvo que son introducidos al mercado nacional aprovechándose de la ingenuidad de los consumidores, quienes por los precios cualquierizados, optan por comprar un asunto que muchas veces no es acto para el consumo humano.

De igual manera, precisó que Pro-Consumidor, El Instituto Dominicano para la Calidad (INDOCAL) y el ministerio de Salud Pública no controlan la calidad de la leche hasta el punto de que la población está consumiendo “burrundanga” que es un compuesto químico con sabor a leche, el cual es introducido al país para fines industriales.

Por Antonio Heredia